domingo, 25 de junio de 2017

Si a aquella parejita del sillón de enfrente no le da vergüenza

 Si a aquella parejita del sillón de enfrente no le da vergüenza

Hacer participes a los demás de los bienes, es una exigencia obvia y primera del amor.
Si he dado con un medico capaz de aliviarme el reúma, de curarme la diabetes  o remediar mi ceguera, lo menos que debo hacer es pasar la noticia a toda prisa  y sobre todo a los amigos reumáticos, diabeticos  o ciegos. Lo contrario sería una traición que no perdonaría.
Si ha habido un apagón en el camping y yo tuviera una provisión de velas y no repartirá la luz a los demás, sería un vecino despreciable al que no le importaría la suerte de los demás, sería un vecino despreciable al que no le importaría la suerte de los demás. Si de verdad
Me siento salvado por Jesús y callo mi fe y mi experiencia  religiosa ante quienes la necesitan, no tengo perdón de Dios. “Vosotros sois la luz del mundo.”
 Si creo que tengo la luz  de la fe en Jesús y, sin embargo, me la guardo para mi, sin preocuparme  si los demás 
ven o no ven ,creen o no creen ,entonces lo que tengo no es fe sino otra cosa ,tal vez prácticas religiosas ,cristianismo sociológico o lo que sea.
La luz que no ilumina no es luz, y la fe que no se proclama tampoco es fe.
(Paul Claudel, que tanto tiempo estuvo sumido en las tinieblas por el silencio culpable de los cristianos que le rodeaban, “interpelaba fogosamente: ¿Qué habéis hecho de la luz, hijos de la Luz? .Tenia toda la razón del mundo).
Nosotros no podemos menos de contar lo que hemos visto y oído, decía Pedro.
Si entiendo mi vida cristiana, mi fe en Jesús, mi experiencia  religiosa como la mejor forma de vivir la vida humana, como un tesoro ¿Cómo podría callármelo y dejar a los demás en la miseria? ¿Cómo podría decir que les quiero si no compartió con ellos la riqueza más grande de mi vida?
Lo que escuchasteis al oído, pregonadlo desde la azotea, nos ha dicho el evangelio de hoy.
San Agustín se deshacía en gratitud hacia santa Mónica, su madre porque decía él que había sido dos veces madre, cuando le engendró a la vida corporal y cuando le engendro a la vida de fe.
Por desgracia, hoy esto ya no se da entre nosotros. Lo  que abunda es la vergüenza de manifestar nuestro cristianismo  o nuestra fe.
Hay padres que nunca hablan de esto con sus hijos, parejas en las que para nada se da un dialogo sobre la fe o las cuestiones religiosas, pensamos que estas cosas pertenecen al fuero interno del cual no hay que hablar con los demás.
Recuerdo una vez me contaba  el Fray Bóveda sacerdote franciscano que un amigo (hermano ya que había abandonado los hábitos)  que en las largas esperas de las estaciones de tren, decidió rezar el rosario y su mujer le decía; “Pero pasa las cuentas con él en el bolsillo. Se van a reír de nosotros “y el amigo le respondió a su mujer: Si a aquella parejita del sillón de enfrente no le da vergüenza besarse en público ,¿Por qué me va a dar mi el rezar?
Habido tiempo en los que en España casi se contaba más el exhibicionismo religioso que la misma fe .No faltaban quienes convertían sus creencias en una cierta agresividad. Y se la metían hasta en la sopa a quienes no la tenían. Y hay que reconocer que parte de las increencias de hoy se deben a los empachos de ayer.
Pero los creyentes  hemos emigrado al hemisferio de la vergüenza. Suponemos que esto es parte de la vieja ley del péndulo y que esta moda de la vergüenza se nos pasará cuando nos demos cuenta de lo ridículo que es .Pero es un signo bastante triste de nuestra colectiva cobardía.
No estamos diciendo que tenemos que volver al orgullo exterior de ser católicos, sino simplemente a serlo con espontaneidad y naturalidad.
No se trata de que los cristianos nos convirtamos y nos comportemos como hinchas futbolísticos que solo saben hablar de su propio equipo, sino en gente a la que la fe nos salga por las obras .Teniendo en cuenta que el cristiano ha de ser un apóstol no un charlatán.
Esto es lo que Jesús nos invita a hacer cuando nos dice: “Lo que os digo de noche decirlo en pleno día, y lo que os digo al oído pregonadlo desde la azotea .Y no tengáis miedo. Tenéis un Padre. Vosotros valéis mucho más que los gorriones que Él cuida.
Paz y Bien

Para la reflexión,la oración, y el compromiso .
¿Estoy mentalizado sobre el riesgo de incomprensión que conlleva la fidelidad al Evangelio?
¿Considero las contrariedades que conlleva el testimonio cristiano como una ocasión de gracia?¿Las afronto con valentía o me dejo intimidar?

plegaria  


Tengo miedo a lo que me pueda ocurrir mañana, a que se me tuerzan los planes, porque no me termino de creer que tú  me tienes siempre, abrazado por delante y por detrás.
Tengo miedo a no llegar a todo, ni a todos los que me esperan y necesitan porque no me creo del todo que vivo la vida contigo y tu compañía dinamiza mi vida y mi tiempo.
Tengo miedo a no saber amar, a hacerlo mal, a no darme del todo y perder ocasiones de entrega, porque no creo de verdad que tú tengas un gran proyecto para mí, y que tú eres Amor y me conviertes en ternura, cuando me dejo llevar.
Tengo miedo a la enfermedad, al declive, a las quejas de mi cuerpo, porque sigo sin creerme que me tejiste en las entrañas de mi madre.
Tengo miedo a las perdidas, a las despedidas a los duelos, a las relaciones que terminan porque tampoco creo de verdad que cuando estamos reunidos en tu nombre, Tú andas en medio de nosotros. Tengo miedo a la muerte, porque no la controlo, porque temo lo desconocido, el futuro…porque no termino de creerme que nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón no descansará hasta que te encuentre.
Tengo miedo a perderte, porque te olvido, porque olvido que tú me has llamado primero .Tú me has elegido, mi vida entera está en tus manos.
Contigo, ya no tengo miedo.
Amén.

Domingo XII .lectura ciclo “A”
Lectura del libro de Jeremías 20, 10-13
Dijo Jeremías:
«Oía la acusación de la gente: “Pavor-en-torno, delatadlo, vamos a delatarlo”.
Mis amigos acechaban mí traspié:”A ver si, engañado, lo sometemos y podemos vengarnos de él”.
Pero el Señor es mi fuerte defensor: me persiguen, pero tropiezan impotentes.
Acabarán avergonzados de su fracaso, con sonrojo eterno que no se olvidará.
Señor del universo, que examinas al honrado y sondeas las entrañas y el corazón, ¡que yo vea tu venganza sobre ellos, pues te he encomendado mi causa!
Cantad al Señor, alabad al Señor, que libera la vida del pobre de las manos de gente perversa».
Palabra de Dios.
Sal 68, 8-10. 14 y 17. 33-35 
R. Señor, que me escuche tu gran bondad.
Por ti he aguantado afrentas, 
la vergüenza cubrió mi rostro. 
Soy un extraño para mis hermanos, 
un extranjero para los hijos de mi madre.
Porque me devora el celo de tu templo, 
y las afrentas con que te afrentan caen sobre mí R.
Pero mi oración se dirige a ti, 
Señor, el día de tu favor; 
que me escuche tu gran bondad, 
que tu fidelidad me ayude. 
Respóndeme, Señor, con la bondad de tu gracia; 
por tu gran compasión, vuélvete hacia mi. R.
Miradlo, los humildes, y alegraos, 
buscad al Señor, y revivirá vuestro corazón. 
Que el Señor escucha a sus pobres, 
no desprecia a sus cautivos. 
Alábenlo el cielo y la tierra, 
las aguas y cuanto bulle en ellas. R.
SEGUNDA LECTURA
No hay proporción entre el delito y el don
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 5, 12-15
Hermanos:
Lo mismo que por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte se propagó a todos los hombres, porque todos pecaron…
Pues, hasta que llegó aunque la Ley había pecado en el mundo, pero el pecado no se imputaba porque no había ley. Pese a todo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, incluso sobre los que no habían pecado con una transgresión como la de Adán, que era figura del que tenía que venir,
Sin embargo, no hay proporción entre el delito y el don: si por el delito de uno solo murieron todos, con mayor razón la gracia de Dios y el don otorgado en virtud de un hombre, Jesucristo, se han desbordado sobre todos.
Palabra de Dios.
EVANGELIO
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 10, 26-33
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay encubierto, que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido, que no llegue a saberse.
Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído pregonadlo desde la azotea.
No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No; temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la “gehenna”. ¿No se venden un par de gorriones por uno céntimo? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; valéis más vosotros que muchos gorriones.
A quien se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre que está en los cielos».
Palabra del Señor.



lunes, 19 de junio de 2017

Me viene a la mente alguna organización que solo defiende la vida de las personas por causas políticas de pena como diría este servidor ).



Que importante es comer juntos “”

El Señor nos conceda su paz!
La 2ª lectura de San Pablo a los Corintios nos dice que la participación en la Eucaristía nos tiene que llevar a la unidad.
No podemos destruir la unidad de la Iglesia con nuestras actitudes egoístas y nuestros comportamientos insolidarios.
El pan que recibimos en la Eucaristía es uno porque Cristo es uno.  Por eso, no puede haber divisiones ni favoritismos en una comunidad cristiana.  Si todos comulgamos un mismo pan, no podemos estar divididos, porque Cristo no está dividido.  Celebrar la Eucaristía supone estar en unidad de vida con uno mismo y con los hermanos de la comunidad y de todas las comunidades del mundo.
Cuando comulgamos no recibimos a distintos Cristos, sino que todos recibimos al mismo Cristo.  Al comulgar todos nos debemos sentir unidos a todos y todos ser uno con Cristo.
Corpus Christi es evocación y condensación de la Eucaristía, alimentos ofrecidos a los creyentes para mantener con aliciente el itinerario de la vida .Jesús nos fortalece con toda su persona y con todo su mensaje.
 El culmen de la donación es ofrecerse como alimento y como bebida: Mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. “
Se atribuye a san Justino un documento, según el cual podemos apreciar cómo en el siglo II
Se celebraba ya la eucaristía: “Nos reunimos tanto los habitantes de las ciudades como los del campo,
se leen los comentarios de los apóstoles o los escritos de los profetas. Después, el que preside exhorta a la imitación de estos ejemplos. Luego elevamos nuestra oración. Seguidamente compartimos el pan y el vino del Señor  y distribuimos los dones que se han aportado. Los que poseen bienes dan para socorrer a los necesitados” . ¡Sugerente descripción ¡.
Actualmente, los cristianos, organizados en pequeñas comunidades o parroquias, nos seguimos reuniendo en atención a aquel consejo de Jesús: “Haced esto en memoria mía “(Lc 22,19) ;es decir ,para compartir los gestos simbólicos  y el compromiso dinámico de aquella cena. En estos encuentros proclamamos la Palabra de Dios, celebramos la vida de Jesús, sobre todo su entrega y nuestra comunión con su amor oblativo hasta el sacrificio alguien de nosotros nos exhorta a seguir el ejemplo de Jesús y el de los santos, sus mejores seguidores; rezamos juntos; repetimos el gesto simbólico de alimentarnos con el cuerpo y la sangre del Señor, hacemos colectas para compartir y socorrer a los necesitados.
Corpus Christi es viático nutritivo:”Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que come de este pan vivirá para siempre. Lo más genuino de Jesús es la entrega hasta lo máximo .pan que se parte y se reparte y sangre que se derrama por muchos en su misericordia.
Nuestra comunidad como Iglesia, es el cuerpo de Cristo .Sin nuestro servicio, sin nuestro compartir, no hay signo sacramental verdadero .Porque vivimos lo que celebramos, también nosotros en comunión con Él, hemos de ser pan compartido y vida entregada .Hoy se resala la caridad cristiana, para compartir lo que somos y tenemos, y para vivir en una creciente actitud de servicio.

Día de Caridad (Cáritas)
En noviembre de 1997, Cáritas España celebró oficialmente el cincuentenario de su fundación ha fecha del 2017 son 70 años, pero la realidad Cáritas tiene un antecedente  remoto en la institución del diaconado del que nos habla el Libro de los Hechos de los Apóstoles (Hch 6,1-6).
Cáritas viene a ser una manifestación actual de la diaconía de la caridad.
En su forma presente, Cáritas nació en diferentes países –el primero fue Alemania en 1897- mediante la erección de nueva institución que adoptaron ese nombre y fueron formando una red a la que adoptaron ese nombre y fueron formando una red a la que se unieron otras entidades preexistentes de acción social caritativas .
Cáritas española se constituyo de facto en la asamblea de la Acción Católica Española de 1947  y ,con propia personalidad jurídica por el decreto de la erección de la jerarquía eclesiástica de 17 de marzo de 1960 .
Sus estatutos establecen en el art.1 que Cáritas España es la confederación oficial de las entidades de Acción Caritativa y Social de la Iglesia en España  instituida por la Conferencia Episcopal.
Pertenecen a Caritas Española, las Cáritas Diocesanas de todas las diócesis –españolas -68 en total-más las Cáritas regionales  y las instituciones de acción caritativa  y social que se integran en la confederación –actualmente –Cónfer  y Voluntariado Vicenciano,Pan de san Antonio....
El Ser de Cáritas.
Cáritas es una organización de la comunidad cristiana al que se confía un papel importante  en el ministerio de la caridad, esto es el misterio del amor misión que Cáritas ejerce en el sector más sensibles de la sociedad: Los pobres ,los desheredados ,los excluidos.
A lo largo de los siglos quizá por confundirse en la mente de las gentes de la caridad o amor propiamente dio con algunas acciones inspiradas por estos sentimientos –las llamadas obras de caridad—esos actos ,muchas veces consistentes en pura beneficencia o asistencialismo ,han venido a confundirse  con la caridad misma ,deformando el autentico sentido del vocablo.
Pero la caridad no es beneficencia
La palabra caridad no es ,sino la traducción literal de la Carita latina :amor en sus diversos variantes :amor ,afecto, ternura ,amor divino…..
En sentido teológico, la “caridad” tiene su origen en el amor de Dios, que se nos ha dado….para el cristiano pueda a su vez amar a Dio y al prójimo ( L. Padoverse .Diccionario teológico Enciclopédico, Estella 1996). Así subraya el mimo autor
“….La caridad cristiana es una perspectiva nueva para hacer las mismas cosas que los otros….la única diferencia consiste en que la caridad cristina….está cargada de motivaciones que desconoce la benevolencia humana, motivaciones a las que se ha referido expresamente la propia Cáritas ,al señalar que son las que proceden del seguimiento de Jesús (sin discriminaciones de razas ,lengua ,sexo o ideología política, me viene a la mente  alguna organización que solo defiende la vida de las personas  por causas políticas  de pena como diría este servidor ).
Esa a confesionalidad de Cáritas no significa ;por supuesto discriminación alguna al respeto a quienes no comparte su misma fe .No lo ha significado nunca a nivel de destinatarios ,desde el convencimiento de que todo hombre es nuestro hermano ,por encima de credos religiosos ,de convicciones sociales –políticas, de Etnias geográficas
No significa que abrace una actividad proselitista, ajena a al carisma específico. En la Iglesia a la que pertenecemos, otros evangelizan con el testimonio y el compromiso en un mundo que, como decía el beato Pablo VI, tiene más necesidad de testigos que de maestros.
El mandamiento del Amor, talante de Cáritas
Como la Iglesia ha dicho: La pastoral de la Iglesia no se reduce a la predicación y a los sacramentos, sino que se extiende al mandamiento de la caridad, en especialmente a los más pobres y necesitados
Ya en el Antiguo Testamento, dice Yavé por boca de Isaías:”Cuando extendéis las manos para orar, aparto mi vista…dejad de hacer el mal y aprended a hacer el bien .Buscad el derecho, proteged al oprimido, socorred al huérfano, defended a la viuda. Luego, venid aunque vuestros pecados sean como escarlata, blanquearan como la nieve.” (Is 1,15-18).
Y, con la predicación de Jesús, la religión fundamental reviste la singularidad de ser la única en la que el servicio al hermano necesitado  adquiere la consideración de servicio  rendido al propio Dios –Jesús –lo subraya nítidamente. En verdad os digo: “Que cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeños a mi me lo hicisteis (Mt 25,40). De esa dimensión Evangélica de Cáritas se desprende que su hacer “no será nunca una actuación fría, burocrática o meramente humanitaria “ .Para Cáritas ,el necesitado es otro Cristo que tiene derecho no solo a nuestro amor y a nuestra ayuda ,sino a nuestro absoluto respeto y hemos de hacer presente ese amor y este respeto de acogida ,en el trato ,en la consideración como nuestro igual de la persona sagrada del prójimo que sale a nuestro encuentro con su cruz.
Objetivos de Cáritas
La labor de Cáritas es, pues nada más y nada menos que esto: “Trabajar en la transformación del mundo conforme al proyecto de Jesús, amor, servicio, sacrificio para los demás, especialmente por los más desheredados con respeto absoluto a la libertad ,la dignidad y la igualdad esencial de todos los hombres.
Tarea presenta enormes obstáculos en nuestro tiempo. Son sobradamente conocidos los males que afligen a la humanidad:
La creciente pobreza de enormes sectores de la población mundial guerras, el genocidio, la exclusión el abismo creciente  entre ricos y pobres, la violencia, la opresión de las minorías .Frente a este panorama desolador, Cáritas aspira a un mundo:
_En el que la dignidad y los derechos humanos de toda persona sean respetados.
_En donde los bienes de la tierra sean compartidos justamente .Decía san Ambrosio y o reafirma san Juan Pablo II:”Dios ha destinado los bienes de la tierra para todos no sólo para los más ricos.”
¿Cuáles son los recursos humanos de Cáritas?
El voluntariado, en el conjunto de la confederación Cáritas Española cooperan un número creciente de voluntarios hace años rondaban sobre los 70.000 voluntarias .El voluntariado antes de una categoría basada en la No percepción de retribución económica ,es un talante predicable de todos y exigible a todos. Y tan voluntarios son los hombres como las mujeres que emplean las horas  o días que les es posible en el trabajo de Caritas –sin recibir  retribución alguna.-“Actúan por un afán de servicio y de entrega a la causa nobilísima de ayudar al hermano necesitado, más allá de lo contractualmente exigible.
Recursos económicos
Los recursos económicos de Cáritas España proceden en más de un 70% de cuotas de socios, colectas y donaciones y el resto de subvenciones públicas o convenios concertados con programas ,programas de la Unión Europea ,Comunidades autónomas –ayuntamientos. También como la colecta que se celebra el día Nacional de Caridad coincide con la fiesta del Corpus Christi .Esta coincidencia no es casual .con ella, queremos subrayar esa doble presencia de Jesús ante indicada Su presencia real en el Santísimo Sacramento y su presencia en el hermano necesitado .Los recursos llegados este día se destinan íntegramente a los programas caritativos de cada diócesis
Paz y bien
(Para la oración personal)
Para la reflexión, la oración y el compromiso
¿Procuro ahondar en el misterio de la Eucaristía o me contemplo con lo que aprendí en la escuela o en el colegio y en las catequesis de juventud?
¿”Con –celebro “la Eucaristía haciendo míos los sentimientos y actitudes de Jesús, que se “entrega y derrama “por todos nosotros y por muchos?
¿Participo en la Eucaristía “en comunión “y “para la comunión? “
A la luz de la Palabra, ¿Qué compromisos se me piden?


 *Plegaria

Como hermanos, te bendecimos Padre, porque nos podemos ayudar y ser solidarios.
Conscientes de tu amor ,en compañía de Jesús y de tu Espíritu ,miramos a fondo la realidad y constatamos que hay vagabundos ,gente inadaptada ,ancianos mal atendidos ,enfermos en soledad ,jóvenes sin orientación ,personas en desempleo, familias rotas ,alcohólicos ,drogadictos ,personas incapaces de reflexionar .
No toda la realidad es así, Señor.
Pero ante este problema no bastan sentimientos.
Rezamos estos problemas para que nos eduques en la solidaridad cristiana.
Tú, que eres restaña las heridas de todos los que sufren. Ayúdanos a procurar esa nivelación que elimina desigualdades y hace Tierra Nueva.
Nos apuntamos al milagro diario del compartir. Recogemos el trabajo de todos los rectos de corazón y responsablemente te decimos: Padre nuestro….



Lecturas del Domingo.
PRIMERA LECTURA
Te alimentó con el maná, que tú no conocías ni conocieron tus padres
Lectura del libro del Deuteronomio 8, 2-3. l4b-l6a
Moisés habló al pueblo, diciendo:
«Recuerda todo el camino que el Señor, tu Dios, te ha hecho recorrer estos cuarenta años por el desierto; para afligirte, para probarte y conocer lo que hay en tu corazón: si guardas sus preceptos o no.
Él te afligió, haciéndote pasar hambre, y después te alimentó con el maná, que tú no conocías ni conocieron tus padres, para hacerte reconocer que no solo de pan vive el hombre, sino que vive de todo cuanto sale de la boca de Dios.
No olvides al Señor, tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, con serpientes abrasadoras y alacranes, un sequedal sin una gota de agua, que sacó agua para ti de una roca de pedernal; que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres».
Palabra de Dios.
Sal 147, 12-13. 14-15. 19-20 
R. Glorifica al Señor, Jerusalén.
Glorifica al Señor, Jerusalén; 
alaba a tu Dios, Sión.
Que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, 
y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R.
Ha puesto paz en tus fronteras, 
te sacia con flor de harina. 
Él envía su mensaje a la tierra, 
y su palabra corre veloz. R.
Anuncia su palabra a Jacob, 
sus decretos y mandatos a Israel; 
con ninguna nación obró así, 
ni les dio a conocer sus mandatos. R.
SEGUNDA LECTURA
El pan es uno, nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 10, 16-17
Hermanos:
El cáliz de la bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión del cuerpo de Cristo?
Porque el pan es uno, nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo, pues todos comemos del mismo pan.
SECUENCIA
He aquí el pan de los ángeles, 
hecho viático nuestro; 
verdadero pan de los hijos, 
no lo echemos a los perros.
Figuras lo representaron:
Isaac fue sacrificado;
el cordero pascual, inmolado;
el maná nutrió a nuestros padres.
Buen Pastor, Pan verdadero, 
¡oh, Jesús!, ten piedad.
Apaciéntanos y protégenos;
haz que veamos los bienes
en la tierra de los vivientes.
Tú, que todo lo sabes y puedes, 
que nos apacientas aquí siendo aún mortales, 
haznos allí tus comensales, 
coherederos y compañeros
de los santos ciudadanos.
Palabra de Dios.
EVANGELIO
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida
Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 51-58
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».
Disputaban los judíos entre sí:
«¿Cómo puede este darnos a comer su carne?».
Entonces Jesús les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
Como el Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre, así, del mismo modo, el que me come vivirá por mi.
Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».
Palabra del Señor.



miércoles, 31 de mayo de 2017

Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargaran de borrarlo y a pagarlo, por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra






LEYENDA DEL VERDADERO AMIGO
Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron:
El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:  “HOY MI  MEJOR AMIGO
Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse.
El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo.
Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra:”Hoy MI MEJOR AMIGO ME SALVÓ LA VIDA”
Intrigado el amigo pregunto:
¿Por qué después que te lastime, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?
         Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargaran de borrarlo y a pagarlo, por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón  donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.




Como ,una manera de despejar dudas que surgen en las relaciones prejuicios ,de dar oportunidad al cambio .

Cultivar las distancias cortas
Cultivar las distancias cortas para acercarse a los que están a nuestro lado: Familia, amigos, compañeros de trabajo….., como ,una manera de despejar dudas que surgen en las relaciones prejuicios ,de dar oportunidad al cambio .
Cultivar las distancias cortas para darnos a conocer y trasmitir que no tenemos mayor intención que ayudar y un único propósito: Hacer la vida más fácil y humana.
Cultivar las distancias cortas para mostrarnos tal y como somos ,sin miedo ,sin necesidad de aparentar ser distintos ,invitando al otro a ser lo que es ,y a sentir esa empatía que hace crecer y nos posibilita a ser auténticos .
Cultivar las distancias cortas como fórmula para despejar dudas y suspicacias y conseguir grandes relaciones personales, quitando competitividad y envidias.
Cultivar distancias cortas como seguidores de un Jesús que hablaba a las masas pero se volcaba en el encuentro personal que sana, trasforma  y ayuda a dar los mejor que tenemos.

(Cf en Hoja Parroquial de Encamino 28 de mayo, Agus Couto Picos)

la palabra “gracia “significa un Don especial que tiene su propia fuente en la vida trinitaria de Dios mismo.

“” fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, y nació de María Virgen.””
El credo en su tercer punto dice:”Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y nació de Santa María Virgen”
:
Jesús nació del Espíritu Santo y de la Virgen Maria. Esta profesión de fe acentúa el nacimiento humano de Jesús y se ha confesado que es el Hijo de Dios.
El símbolo es la fórmula original con que la Iglesia primitiva expresa su fe .Y la profecía de fe en el nacimiento de Jesús de la Virgen María pertenece desde el principio, es parte integral de la fe de la Iglesia.

En el lenguaje Bíblico la palabra “gracia “significa un Don especial que tiene su propia fuente en la vida trinitaria de Dios mismo.

*Jesús fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, esto significa que la Virgen María concibió al Hijo eterno en su seno sin la colaboración de varón: Se cumple lo que le dijo el Ángel en la Anunciación:”El Espíritu Santo vendrá sobre ti”(Lc 1,35).

*María es la Madre de Dios porque es la Madre de Jesús y así dice lo dicen los Evangelios, aquel que fue verdaderamente Hijo suyo, es el Hijo que se ha hecho hombre según la carne y a su vez Hijo eterno de Dios Padre, la Segunda Persona de la Santísima .Dios eligió a María desde la eternidad, para que fuese la Madre de su Hijo y para cumplir con esta misión. Le fue concedido ser Inmaculada por la gracia de Dios fue perseverada del pecado original que se heredo de Adán y Eva desde su concepción.

*María es llamada Virgen ya que siempre lo fue: En el momento de concebir a su Hijo, Virgen durante el embarazo, Virgen en el parto, Virgen siempre. Por tanto cuando los Evangelios hablan de “hermanos y hermanas de Jesús, se refieren a parientes próximos de Jesús, según la expresión empleada en la Sagrada Escritura.

. El Concilio Vaticano II, presentando en su magisterio a la Madre de Dios en el misterio de Cristo y de la Iglesia “Que el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado-como proclama el Concilio-
El misterio de la Encarnación ha permitido penetrar  y esclarecer  mejor el Misterio del Verbo encarnado. En este profundizar tuvo particular importancia en el Concilio de Éfeso (a 431), durante el cual, con gran gozo de los cristianos, la verdad sobre la maternidad divina de María  fue confirmada solemnemente como verdad de fe de la Iglesia.

María es la Madre, ya que por obra del Espíritu Santo concibió en su seno Virginal y dio al mundo a Jesucristo, el Hijo de Dios…nacido de la Virgen María...se hizo hombre.

El dogma de la maternidad divina de María fue para  el Concilio de Éfeso  y es para la Iglesia como un sello del dogma de la Encarnación, en la que el Verbo asume realmente en la unidad de su persona la naturaleza humana.

El Concilio Vaticano II presentando a María en el Misterio de Cristo, encuentra en este modo el camino para profundizar  en el conocimiento del Misterio de la Iglesia. María, como Madre de Cristo, está unida de modo particular a la Iglesia “que el Señor constituyo en su Cuerpo”

1. Parte: María en el Misterio de Cristo
1. “”Llena de Gracia”
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo.”(Ef 1,3).

Estas palabras revelan el eterno designio de Dios Padre, su plan de Salvación del hombre en Cristo. Es un plan universal, que comprende a todos los hombres creados a imagen y semejanza de Dios.(Gén 1,26)”Nos ha elegido en él antes de la fundación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia en el amor,eligiendonos de antemano para  ser hijos adoptivos por medio de Jesucristo”. El plan divino de la salvación que nos ha sido revelado con la venida de Cristo, es eterno.
Abarca a todos los hombres pero reserva un lugar muy particular a la “mujer “que es la Madre de aquel, al cual el Padre ha confiado la obra de la salvación.
Dios “envió a su Hijo, nacido de mujer…para que recibiéramos la afiliación adoptiva .La venida del Hijo de Dios al mundo. *María es introducida definitivamente en el Misterio de Cristo a través de la Anunciación del Ángel .Acontece en Nazaret, en circunstancias concretas de la historia de Israel, el primer pueblo destinatario de las promesas de Dios. En estas palabras sobre la expresión “”Llena de gracia “Bendita entre las mujeres”, esto se explica por aquella bendición de las que Dios nos ha colmado en los cielos, en Cristo..Es una bendición espiritual, que se refleja a todo hombre y lleva consigo la plenitud.
En el lenguaje de la Biblia “gracia “significa un don especial que, según el N. T. tiene la propia fuente en la vida Trinitaria de Dios mismo, de Dios que es amor (Cf 1Jn 4,8).Y fruto de ese amor es la elección de la que habla la Carta a los Efesios .Cuando el mensajero dice a María” llena de gracia”, nos da a entender que se trata de una bendición singular entre todas las bendiciones espirituales de Cristo.
*En el misterio de Cristo, María está presente ya “antes de la creación del mundo “como aquella que el Padre ha elegido como Madre de su Hijo en la Encarnación ..María está unida a Cristo de un modo totalmente especial y excepcional.
Enseña el Concilio, María sobresale entre los humildes y pobres del Señor, que dé El esperan con confianza la salvación. El mensajero divino le dice:”No temas, Maria porque has hallado gracia delante de Dios; vas concebir en el seno y vas a dar a luz un Hijo, a quien pondrás por nombre Jesús”.
Por consiguiente, la Anunciación es la revelación del Misterio de la Encarnación al comienzo mismo de su cumplimiento en la tierra. El donarse salvífico que Dios mismo hace de si mismo y de su vida a toda la creación y, directamente al hombre alcanza en el Misterio de la Encarnación uno de sus vértices. Afirma el Concilio, Maria es Madre de Dios Hijo y, por tanto, la Hija predilecta del Padre y el Sagrario del Espíritu Santo, como un “Don de gracia “, antecede con mucho a todas las criaturas celestiales y terrenas.
La Carta a los Efesios ,al hablar de la Historia de la gracia que Dios Padre..nos agradeció en el Amado: Añade .En él tenemos por medio de su sangre la redención (Ef 1,7).En virtud de la gracia del Amado ,en razón de los méritos  redentores del que sería su Hijo ,ha sido perseverada de la herencia del pecado original. Desde el primer instante de su concepción, es decir desde su existencia, es de Cristo participa de la gracia salvífica y santificante, el Hijo  del eterno Padre, que mediante la Encarnación se ha convertido en su propio Hijo. María recibe la vida de aquel al que Ella misma dio vida como Madre, en el orden de generación terrena. En el designio salvífico de la santísima Trinidad  el misterio de la Encarnación constituye el cumplimiento de la promesa hacha por Dios a los hombres, después del pecado original, después de aquel cuyos efectos pesan  sobre todo la historia del hombre en la tierra (Gén 3,15).Viene al mundo un Hijo, el de linaje de la mujer que derrota el mal.

II Parte: La Madre de Dios en el centro de la iglesia Peregrina.
La Iglesia “va peregrinando entre las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios, anunciando la cruz y la muerte del Señor, hasta que venga.(Cf 1 Co 11,26).Se llama Iglesia de Cristo(cf Mt 16,18)porque el la adquirió con su sangre (cf Hch 20,28),la lleno de su Espíritu y la proyectó de los medios aptos para una visible  y social .Es la congregación  de todos los creyentes  que miran a Jesús como autor de toda la salvación y principio de unidad y de paz ,es la Iglesia convocada y constituida por Dios para que sea sacramento  visible de esta unidad para todos y cada uno .*El Concilio Vaticano II habla de la Iglesia en camino ,estableciendo una analogía con el Israel de la Antigua Alianza en camino a través del Desierto. El camino posee un carácter exterior visible ,en el tiempo y en el espacio en el que se desarrolla históricamente.
la Iglesia debe extenderse por toda la tierra y entrar en la historia humana rebasando límites de tiempo y de lugares y sin embargo el carácter de su camino es interior.
Se trata de una peregrinación  a través de la fe por la fuerza del Señor Resucitado, de una peregrinación en el Espíritu Santo dado a la iglesia como invisible consolador .Caminando, la Iglesia a través de peligros y de tribulaciones, se ve confortada por la fuerza de la gracia de Dios, que el Señor prometo y no dejo de renovarse  a si misma  bajo la acción del Espíritu Santo. En este camino de –peregrinación eclesial-a través del espacio y del tiempo, a través de la historia de las almas María está presente como la que es “Feliz porque ha creído”-la que avanza en la peregrinación de la fe – La Iglesia, edificada por Cristo sobre los apóstoles, se hace consiente de estas obras de Dios el día de Pentecostés. Al comienzo de este camino está presente María, la vemos en medio de los apóstoles en el cenáculo, implorando con sus ruegos el don del Espíritu Santo.

En el cenáculo el itinerario se encuentra con el camino de la fe de la Iglesia .¿De qué modo?

Entre los que en el cenáculo eran asiduos a la oración, preparándose para ir “Por todo el mundo”. Después de haber recibido el Espíritu Santo, algunos habían sido llamados por Jesús, Once de ellos habían sido constituidos apóstoles, y a ellos Jesús les había trasmitido la unión que el mismo recibió del Padre: Añadió: Cuando el Espíritu Santo vendrá sobre vosotros…”seréis mis testigos.”, hasta los confines de la tierra. María  no ha recibido directamente esta misión apostólica. No se encontraba entre los que Jesús envió por todo el mundo para enseñar a todas las gentes. Estaba en el cenáculo, donde los apóstoles se preparaban  a asumir esta misión con la venida del Espíritu de la Verdad., estaba con ellos, en medio de ellos .María perseveraba en la oración-como Madre de Jesús-(Hch 1,13-14).Aquel primer grupo de quienes en la fe moraban a Jesús como autor  de la salvación eran conscientes de que Jesús era el Hijo de María, y que ella era su Madre desde el momento de la concepción y del Nacimiento. Ella fue la Iglesia de entonces y de siempre María ha sido la primera en creer –Desde el momento de la Anunciación y de la Concepción. María confirma su fe, nacida de las palabras de la anunciación .El ángel le había dicho “vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un Hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.

En los albores de la Iglesia, al comienzo María estaba presente en medio de ellos como un testigo excepcional del misterio de Cristo, la contemplaba a la luz del Verbo hecho hombre, cuando la Iglesia entra más profundamente en el misterio de la Encarnación, piensa en la Madre de Cristo con profunda veneración y piedad, María pertenece al misterio de Cristo y pertenece además al misterio de la Iglesia desde el comienzo, desde el día de su nacimiento. Esta fe de María señala el comienzo de la nueva Alianza de Dios con la humanidad en Jesucristo.
Las Palabras de Isabel “Feliz la que ha creídosiguen acompañando a María incluso en Pentecostés, la siguen  a través de las generaciones, allí donde se extiende, por medio del testimonio apostólico y del servicio de la Iglesia, el conocimiento salvífico de Cristo. De este modo se cumple la profecía del Magníficat:” Me felicitaran todas las generaciones, por que el Poderoso ha hecho obras grandes por mí, su nombre es santo (Lc1, 48-49)



sábado, 27 de mayo de 2017

Id…” No nos quiere mirando al cielo…

El Señor nos conceda su paz
Cuando Cristo desparece de la vista de sus discípulos, podrían llorar su ausencia. Ya no escuchaban sus palabras ni sentían el calor de su cercanía. Ya no veían al Maestro, el Amado.
Pero “dichosos los que crean sin haber visto”. Él les había prometido su presencia continuada: “Sabéis que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. Pero ¿dónde se encuentra el Señor? Es ahora cuando la fe tiene que empezar su tarea. Por algo dijo Jesús: “Os conviene que yo me vaya” Una de las razones, para que la fe se ponga al día.
Creer es descubrir las ocultas presencias de Cristo. El que tiene la fe despierta no tardará en encontrar al Señor.
¿Dónde podrá encontrarle?:  Hay que citar cinco lugares especialmente epifánicos: no tanto allá arriba, en el cielo, sino en:
– La comunidad, porque “donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Es lugar privilegiado de encuentro con el Señor, sacramento permanente y personalizado de Cristo.

– La eucaristía, donde la presencia se hace más viva y real, fuente y culmen de la vida de la Iglesia, sacramento inapreciable.

– La palabra, porque el Señor sigue enseñándonos; sus palabras no pasan y “el que a vosotros escucha a Mí me escucha”, sacramento profético de Cristo.
– El pobre y el niño y el que sufre, porque “lo que hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”, sacramento entrañable de Cristo doliente.

– El corazón de todo creyente, del que ama, y “si alguno me ama, guardará mi palabra, y vendremos a él, y haremos morada en él”, sacramento vivo de Cristo.
Estas presencias ahora están veladas y sólo pueden ser vistas por la fe. Llegará un día en que los velos desparezcan y entonces veremos a Dios cara a cara, “lo veremos tal cual es”…

Mientras tanto, la fe nos permite gozar anticipadamente, aunque veladamente, de esta realidad.
Fiesta para el compromiso
Jesús terminó su obra, pero nos dejó a nosotros la misión de continuarla y completarla: “Id…” No nos quiere mirando al cielo…
Jesús ya no está aquí, pero nosotros le prestamos nuestro cuerpo para hacerle presente. Jesús ya no tiene aquí sus manos, pero las nuestras le sirven para seguir bendiciendo, liberando y construyendo la fraternidad. Jesús ya no puede recorrer nuestros caminos, pero nosotros le prestamos nuestros pies para acudir prontos a las llamadas de los pobres.
 Jesús ya no puede repetir sus bienaventuranzas ni proclamar el año de gracia ni pronunciar palabras de vida eterna, pero nosotros le prestamos nuestros labios para seguir anunciando la buena noticia a los pobres y la salvación a todos los hombres. Jesús ya no puede acariciar a los niños, curar a los enfermos, perdonar a los pecadores, pero nosotros le prestamos nuestro corazón para seguir estando cerca de todos los que sufren y volcar sobre ellos la misericordia de Dios.
Queda todavía mucho, muchísimo por hacer. Jesús necesita de todos nosotros. No ha llegado aún el momento del descanso. Ofrécele al Señor todo lo que puedas; quizás sólo sea una oración o un dolor o una palabra o un servicio o un gesto de solidaridad y comunión. Todo vale, con tal de que sea hecho en el Espíritu. Es el momento de tu compromiso. No podemos quedarnos mirando al cielo cuando hay tanto que hacer en la tierra. Paz y bien

Resultado de imagen de cristianos perseguidos
“”No olvidemos
a los cristianos perseguidos por su fe””



lecturas del día  de la Ascensión :
Primera lectura :Del Libros de los Hechos 1,1-11.
Salmo 46,2-3.6-9.
"Dios asciende entre aclamaciones el Señor entre sones de trompetas"
Segunda Lectura de la Carta a los Efesios 1,17-23.
Evangelio .Mateo  28,16-20