miércoles, 16 de agosto de 2017

¿Puede hoy Jesús ser “Buena noticia, “para las personas de nuestros pueblos y ciudades?

Caminando a la Luz del Evangelio de Mateo (Mt 18,15-20).
Hoy Jesús nos da una lección, sobre la buena convivencia.
Muchas veces nos deberíamos parar a reflexionar lo que significa “Evangelio.” Para mí y para muchos de vosotros significa” Buena Noticia “, una noticia capaz de poner una alegría nueva en nuestra vida.
Para los primeros cristianos y para san Roque fue y ha sido encontrarse con Jesús, fue algo bueno, un acontecimiento feliz, lo mejor que les había ocurrido.
¿Puede hoy Jesús ser “Buena noticia, “para las personas de nuestros pueblos y ciudades?
Para nosotros los hijos de san Francisco de Asís y como lo había sido para san Roque la Regla de los Franciscanos seglares es vivir el santo evangelio de nuestro Señor Jesucristo según el modelo de Francisco.
(ORDEN TERCERA FRANCISCANA SEGLAR)San Francisco de Asís es el iniciador de un estilo de vida cristiana, que fue tomando forma en las diversas órdenes franciscanas. En 1210 el Papa Inocencio III aprobaba la orden de los franciscanos. En 1212 fueron fundadas las Clarisas. Con su Carta a Todos los Files, San Francisco ponía las bases de la Orden Tercera, para que también los seglares,
sin dejar el mundo ni sus familias ni sus tareas propias, pudieran vivir el evangelio en su integridad. Así a la Orden Tercera pertenecieron personas de toda condición y clase social. También los seglares en su vida ordinaria podrían hacer suyos los valores evangélicos más destacados en el espíritu franciscano: la humildad, la fraternidad, el amor a la naturaleza, el trabajo por la paz y muy especialmente la misericordia y a pobreza.
Para San Francisco,” de  Asís, la pobreza es la virtud que hace más amigo de Cristo; el ideal de pobreza se resume en una total renuncia a la posesión de bienes y en la mayor limitación de su uso.
El cuidado de los enfermos, como obra de misericordia, fue otro valor vivido intensamente por San Francisco, que comía con los enfermos en su misma escudilla. Todo el que ingresara en la orden franciscana debía estar dispuesto a vivir en las leproserías y a mendigar para sostenerlas. Cuando los frailes se dedicaron más a la predicación y comenzaron a vivir en los conventos, el cuidado de los enfermos y leprosos recayó en los miembros de la Orden Tercera, ya que una de sus obligaciones estatutarias consistía en cuidar y visitar a los enfermos.
Para san Roque la Norma de Vida como franciscano seglar era vivir el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo en la forma y vida de san Francisco de Asís.
¿Quién  era Roque?                             
San Roque nace en Montpellier, Francia en ,1295 + fallece  Montpellier en 1327  y es canonizado  en 1629
SAN ROQUE TOMA UNA DECISIÓN RADICAL
Cumpliendo los consejos que su padre le dio al morir, Roque comenzó a repartir sus bienes entre los pobres y necesitados hasta quedar en la más absoluta pobreza. Una interpretación del evangelio realista, concreta y literal llevó a nuestro Santo a vivir la experiencia de la pobreza total. Roque hizo el reparto de sus cuantiosos bienes procurando que no se propagara la noticia.
No parece que Roque tomara esta decisión como consecuencia de un voto de pobreza y mendicidad, tan frecuente en el siglo XIII. Pero sí que conecta con un movimiento eclesial de esta época: la ruptura con un régimen económico y social, en el que la misma Iglesia estaba inmersa.
La trascendental decisión de San Roque de quedar en la más absoluta pobreza para ponerse en camino inmediatamente pertenece al más puro estilo franciscano. Es una prueba más de su pertenencia a la Orden Tercera Franciscana Seglar. Una característica definitoria del movimiento iniciado por San Francisco Asís fue la pobreza itinerante para ayudar a los pobres, los apestados y los enfermos de lepra.
Roque, como San Francisco, también se casó con la pobreza. Para ambos el pobre es la imagen misma de Jesús. No esperaron a que el pobre acudiera a ellos en busca de ayuda, sino que salieron a su encuentro, conviviendo con ellos en los albergues, hospitales y leproserías. El “beso al leproso” para San Francisco tiene el mismo significado que el contacto inmediato con el apestado para San Roque: es símbolo del amor al necesitado, al pobre, al enfermo, que son la imagen del Señor. Nuestro Santo, además de curar y limpiar a los leprosos, hacía sobre sus frentes la señal de la cruz.
 Roque, como San Francisco, se propuso “seguir desnudo a Cristo desnudo”. Ambos se hicieron pobres para servir con total libertad a los pobres y enfermos. Roque, siguiendo a San Francisco, también hizo una lectura del evangelio realista y sin glosas. El beso de San Francisco de Asís al leproso hace realidad “la cercanía al enfermo afectado por enfermedades infecciosas: un objetivo al que la comunidad eclesial debe tender siempre” (Benedicto XVI, 24-11-2006).
SAN ROQUE EN LA ORDEN TERCERA FRANCISCANA
En la vida de San Roque de varias formas se hace presente y manifiesto el espíritu franciscano. San Roque como miembro de la Orden Tercera Franciscana. Sin entrar en un convento, como seglar, San Roque vivió en el mundo los grandes valores franciscanos. Los historiadores de la Orden Tercera consideran a San Roque como un terciario del siglo XIV, muy querido por el pueblo por ser abogado contra la peste y epidemias. Fue –dicen- un auténtico franciscano piadoso con hombres y animales.
La presencia franciscana en Montpellier venía siendo muy significativa desde el primer tercio del siglo XIII con la presencia tan activa de San Antonio de Padua. Parece que la práctica de visitar los hospitales, como obligación propia de los terciario, era habitual en San Roque ya antes de partir hacia Roma y encontrarse con los apestados.
La cercanía, incluso física, con que Roque trató a los enfermos es una característica del más primitivo espíritu franciscano. Que muy especialmente está presente en la radical decisión tomada por San Roque de vivir la “pobreza itinerante” al servicio de los pobres, leprosos y apestados.
No quisiera terminar este comentario sin hacer alusión al Evangelio del día, que es un encanto de delicadeza. Si sabe que podemos fallar, que podemos pecar, que podemos hacer daño más que  con algún mandamiento, pero luego nos dice.”Si tu hermano peca no lo lleves al facebook, a la tv…,ni lo lleves al grupo de whastAp ,sino que nos dice: Llámalo y corrígele a solas.”.Que no se enteren de los demás. Que su falta quede entre los dos y que tu amor salve al que ha pecado.
Para Jesús mucho más importante que el pecado mismo es la persona. Para él, la persona, aunque haya pecado, se merece todo nuestra compresión y amor.
La murmuración y la crítica no sanan a nadie. El amor silencioso puede curar muchas heridas. La crítica y la murmuración en vez de curar las heridas, las hacen más grandes, mientras que el amor y la compresión las curan y las cierran.
Incluso, el recurso a la comunidad es en el caso de que se resistan a tu amor  o incluso al de dos. Nadie tiene derecho a murmurar y criticar de otro si antes no lo ha amado, le ha comprendido y le ha corregido fraternalmente.
La iglesia impone un secreto absoluto al confesor .un confesor que revele las faltas de pecado de alguien quedaría suspendido en el ejercicio de su ministerio. Es que la persona es sagrada y también en sus debilidades.
Dios es más compresivo que nosotros y mucho más respetuoso con la persona y su dignidad. Dios no es de los que aireen las faltas de pecado de los demás, sino que los perdona y los borra.”Sepultaré tus pecados”, para que nadie los vea, ni se entere. ¿Te imaginas que Dios pusiese al descubierto todas nuestras debilidades?: Yo creo que ninguno de nosotros se atrevería a salir a la calle. Es que Dios aparte de perdonar, es todo un caballero.
Del santo Evangelio según san Mateo 18, 15-20
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Si tu hermano peca contra ti, repréndelo estando los dos a solas. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un pagano o un publicano.
En verdad os digo que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en los cielos.
Os digo, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre que está en los cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos».
Palabra del Señor.




 


domingo, 6 de agosto de 2017

“Bajando de la montaña “, en el llano, en plena calle, donde está la vida de las personas, donde están los sufrimientos y las alegrías cotidianas


Ambientación
La Transfiguración de Jesús está enmarcado entre el primer anuncio de la pasión y antes del comienzo de la subida a Jerusalén donde el maestro será crucificado. Es un momento de calidad y claridad en el reconocimiento de Jesús como mesías e Hijo de Dios. Es un acontecimiento que evidencia en medio de las dudas propias del discípulo la cercanía de Dios y que marcará la experiencia posterior de la comunidad eclesial: a pesar de las dificultades, de no comprender la totalidad de la enseñanza de Jesús, a pesar de la cruz….Jesús de Nazaret es el Señor y él no indica el camino de la vida.
Nos  preguntamos
Has vivido algún momento de especial claridad o intensidad en tu experiencia de fe y de seguidor de Jesús?.
En las realidades y situaciones en que vives en el día a día, elige una y comparte cómo y dónde reconoces al Señor, presente en los acontecimientos.


Nos dejamos iluminar por la Palabra: Mateo 17,1-9.
Este relato nos presenta a Jesús en quien se manifiesta la gloria de Dios. Esta presentación es para los discípulos que lo acompañan, pero también para cada uno de nosotros que estamos llamados a reconocer la presencia de Dios. Jesús es un Mesías entregado hasta la muerte, su vida es constante acto de amor que busca, respetando la libertad, el bien de cada persona. Nuestra fe, y la fe de la comunidad, se acrecientan al contemplar la evidencia de Dios presente en Cristo Jesús y, desde él se afronta las realidades y los retos de la vida.
Seguimos a Jesucristo hoy__En un momento de oración damos gracias a Dios por mostrarnos a Jesús y llamarnos a seguir
Sus pasos en nuestra vida.
 Comentario a la festividad de la Transfiguración  del Señor.
Claridad absoluta ___A todos nos gustaría haber estado junto a Pedro, Santiago  y Juan para descubrir con claridad luminosa, la divinidad del Señor. Podemos pensar que fueron unos privilegiados, incluso que tuvieron poca oportunidad de vacilar o entrar en su camino de fe. Sabemos que no fue así. Conocemos las dudas y dificultades que tuvieron los discípulos, especialmente en los momentos difíciles. El don de contemplar la claridad de la manifestación de Dios acontece en medio de una historia personal de crecimiento en el seguimiento de Jesús

Dudas razonables ____Quienes acompañaban a Jesús en la montaña no terminaban de entender ni de aceptar en sus comentarios y reacciones. Estaban abrumados en la escena y , al mismo tiempo ,no entendían muy bien qué pasaba. Sentimientos y sensaciones multiplicados se amontonaban en su experiencia de discípulos de Jesús. ¿Quién es este hombre que realiza estas acciones tan sorprendentes?. ¿Qué quiere de mí?¿Porque me ha convocado a seguirlo?
En  nuestra experiencia creyente como seguidores de Jesús vivimos momentos de mayor claridad y reconocimiento del Señor y también pasamos por etapas de menor evidencia. Son claroscuros de la fe. Es la naturalidad del camino del creyente que, junto con la duda razonable, encuentra la evidencia de experimentar el amor de un Dios que sale a nuestro encuentro y nos colma la vida de su presencia.
Dios presente a nuestro _-Jesús estaba siempre cerca de sus discípulos, lo estaba en el monte Tabor y cualquier día junto al lago. Dios está siempre a nuestro lado en todo momento y circunstancia, aunque no le reconozcamos. El creyente es quien descubre su presencia en la propia vida y en las diversas facetas de la existencia. Somos “contemplativos “de la realidad, de los acontecimientos, de las relaciones…para identificar la presencia de Dios en nosotros y en nuestro mundo. El Señor también se transfigura hoy en diversas maneras y se hace  especialmente presente en acciones solidarias, en causas justas, en actividades que buscan el bien, en gestos de reconciliación……

Buscadores de Dios
Jesús invitó a Pedro, Santiago y a Juan a no quedarse en la lejanía y el silencio del Tabor sino a continuar su vida “bajando de la montaña “, en el llano, en plena calle, donde está la vida de las personas, donde están los sufrimientos y las alegrías cotidianas de los hombres y mujeres. Este episodio también marca el comienzo del difícil camino de Jesús hacia la cruz. Nosotros también estamos invitados a a no quedarnos en buenas intenciones ni en una religión ajena a la realidad.”Tocar tierra “aproximarnos a quien sufre, tender la mano al marginado, colaborar con los que buscan el bien…serán acciones habituales de quienes han experimentado la presencia de un Dios que comparte su historia con nosotros, sus hijos.



 A no quedarse en la lejanía y el silencio del Tabor sino a continuar su vida “bajando de la montaña “, en el llano, en plena calle, donde está la vida de las personas, donde están los sufrimientos y las alegrías cotidianas




Domingo XVIII (lectura continuada del domingo)

Caminando a la luz del Evangelio de Mateo 14,13-21
Reflexión
La abundancia no significa despilfarro. La abundancia no significa que lo que nos sobra se pierda. Jesús que dio de comer a tanta gente, ordeno recoger todo lo que había sobrado de panes y de peces. ¿Te imaginas?. De cinco panes y dos peces comió todo un pueblo: cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños que, de seguro, no serian menos. Prácticamente una pequeña ciudad. Es que cuando se comparte, Dios hace el milagro de que haya para todos y aún sobre.
Es que lo que a uno le sobra, a otro le falta. Lo que para uno puede ser ya innecesario para otros puede ser esencial. Muchos vivirán dignamente como personas con lo que les sobra a muchos otros.
¿Te has puesto a pensar cuántas cosas abundan en tu corazón y que pudieras compartir con los demás?. Y no siempre se trata de llenar estómagos vacios. No solo el estómago tiene necesidades. Hay otras muchas necesidades vitales en el corazón humano.
Veamos algo concreto.
En tu corazón abunda y sobra mucho amor. No lo desperdicies dándolo solo a tus amigos, a los que tienes cerca o a los que te caen bien. Hay tanta gente hoy necesitada de un poco de cariño, de un poco de amor .Gente que se muere de hambre de pan, pero también de hambre de un poco de amor y de cariño. Comparte el amor que sobra en tu corazón que es mucho. ¡Qué, por favor, no se pierda nada del amor que es capaz de dar tu corazón!
En tu corazón abunda la bondad. No la des solo a quienes ya tienen suficiente. No sé si has logrado reconocer toda la bondad que llevas dentro. ¡Como siempre nos han enseñado a ver todo lo que llevamos de malo ,ya nos hemos olvidado de reconocer toda la bondad que brota de nuestro corazón!.Porque hay muchos que están necesitados de una palabra de cariño, de un gesto de bondad  que les haga sentirse mejor.
En tu corazón abunda y sobra el tiempo, ¿sabes cuánto tiempo tienes de sobra? Examinate bien cómo administrar tu tiempo y veras que tienes tiempo de sobra. ¿y por qué no dedicar un poco de ese tiempo a quienes viven solos ,sin tener con quien hablar ,sin que nadie los visite..Que cada día se están muriendo en su soledad, en la soledad de su corazón.
Enfermos que nadie visita. Ancianos que nadie les hace compañía. Niños que carecen de hogar y familia.
Regalarles un poco de ese tiempo que a ti te sobra, seria como devolverles un poco de vida que no tienen.
En tu corazón abunda la generosidad. Es posible que haya mucho egoísmo dentro de ti. Todos llevamos demasiado. Pero aún así, ¿te das cuenta generosidad hay dentro de tu corazón? No la repartas sólo con los que ya tienen demasiado. Hay tantos necesitados de eso que a ti te está sobrando!
No te piden que se la regales toda.
Basta que le regales todo lo que tienes de sobra para ti y para los tuyos.
En tu corazón abunda la alegría. Claro que también tú llevas dentro de tu corazón no hay alegría suficiente para ti y para los tuyos?.Y aún después de hacerles felices ,todavía queda alegría que te sobra .¿No podías compartir un poco de ella con tanta gente que vive triste por regalar tu alegría a los demás. Sólo se te pide compartas que llevas de sobra en tu corazón.
En tu corazón hay mucha esperanza, aunque muchas veces también tú sientas que se te nubla el horizonte. Pero aún así, en tu corazón hay esperanza para ti y para los demás .¿No podías compartir esa “cesta de esperanza “que sobra en tu corazón ,con quienes viven desesperanzados ,viven sin futuro ,viven sin horizonte alguno en sus vida?.
En tu corazón te sobra paciencia. Ya sé que muchas veces también tú te cansas. Sin embargo, si te fijas bien, tienes paciencia para ti y para los demás.
¿Que los viejos son insoportables? Regálaes un poco de la paciencia que te sobra.
¿Qué los vecinos ya no los aguantas’ Regálales algo de la paciencia que te sobra.
En tu corazón haya más capacidad de paciencia que la que realmente consumes cada día. Y esa paciencia la necesita tu marido ,tu esposa, tu  hijo, tu hija ,tus padres que ya chochean ,tus amigos y sobre todo aquella persona que nos cae regular en el día a día.
Si te miras por dentro, te darás cuenta de cuántas cosas sobran en tu vida que no sabes hacer con ellas. Cosas que tú mismo ya no consumes e incluso hasta que te pueden estorbar y no sabes qué hacer con ellas. No te fijes tanto en tu chequera, ni en los armarios  que están llenos, ni siquiera en la nevera donde hay muchas cosas que se están echando a perder. Preferiblemente que mires a tu corazón. Porque es ahí donde más abundancia hay en tu vida y la podrías compartir con muchos a los que podrías enriquecer …..
Hagamos el milagro de compartir todos esa cosas que nos sobran y que tenemos almacenadas en nuestro corazón y veremos cómo se produce el milagro.


Oración
El MILAGRO DE COMPARTIR
Señor, nos invitas a poner en común todo lo que tenemos.
Nos demuestras que compartiendo hay de todo y para todos.
Es así como nos enseñaste a vivir.
Es el secreto de tu reino y de tu Amor.
Vivimos en un  mundo de injusticia e insolidaridad.
Dos terceras partes de la humanidad pasan hambre ,mientras el resto estamos sobrado de todos…..
Tú nos trajiste la solución perfecta a toda injusticia.
Tu nos enseñaste la forma de vivir como hermanos, de tratarnos como una gran familia, de que hubiera para todos.
Sólo había que poner a disposición de los otros lo que cada uno tiene.
No somos capaces, Padre de reducir nuestros gastos, ni nos atrevernos a necesitar menos, a tener menos.
Nos creamos necesidades, nos impulsamos a tener, en vez de responder a las necesidades  de nuestros hermanos.
Nos diste tu lección; Jesús, pero además necesitamos que nos cambies el corazón  que nos ayudes a desprendernos, que nos duela la necesidad del hermano, que adivinemos su carencia para que se produzca en nosotros un desapego radical.
Padre, ayúdanos a vivir el milagro del compartir.
Despiértanos a la justica y el amor.
No nos dejes tranquilos. Empújanos.
Y que nuestra regla de oro sea, lo que nos dice Mateo en el Evangelio:
“Tratad a los demás como queráis que ellos os traten “



L

Dejémonos empapar por el milagro de la fraternidad. Jesús, seguido por una gran multitud, escucha las  voces afligidas de sus discípulos por la falta de alimento para la multitud y responde con palabras que invitan a la acción. En la obediencia a la Palabra de Jesús y en el compartir fraterno sucede el milagro. La comida se reparte y sobra. Lo poco,”cinco panes y dos peces” abre el camino a un manjar suficiente e inolvidable.

M
Jesús nos pide que nos dejemos tocar por la multitud hambrienta y que respondamos ,como él con entrañas compasivas ,Él que alimentó a la muchedumbre y se hizo pan ,nos invita a entregarnos como pan y abandonar todo egoísmo. ¿Quienes necesitan hoy nuestra ayudad? ¿A quiénes somos enviados como pan?

O
 ¿De qué forma puedo ayudarte ,Señor?. Dejo en tus manos mis pocos recursos, mis cinco panes y dos peces. Aleja de mí la tentación de encerrarme en mi pobreza, de caer en el temor o en el aburguesamiento. Sáciame, Señor, con el Pan vivo que eres tú. Fortaléceme mi debilidad.


2ª Reflexión
Hay muchos tipos de hambre y de necesidad .de pan,de trabajo ,de compañía ,de vivienda ,de dignidad personal ,de Dios …las lecturas que hemos podido leer en las siguientes, citas que os facilitamos nos deben interrogar acerca del uso que hacemos de los bienes ,y nos traen a la memoria imágenes ,estadísticas y la geografía de la pobreza en el mundo. La verdad que la madre  tierra genera recursos para todos, pero no todos los disfrutan. ¿Por qué?
Ante las situaciones de necesidad corremos el riesgo de hacer como los discípulos del Evangelio: escabullir el bulto, despide a la multitud para que vallan a la aldeas y se compren de comer”, es decir, que cada uno se las arregle como pueda. Jesús sin embargo, ve las cosas de otro modo: no hace falta, les dice. Resolvedlo vosotros. Dadles de comer vosotros. Y dejó la lección práctica del compartir.
Cuando hay mucho y no se reparte bien, aparece el hambre y nacen necesidades de todo tipo. Cuando se ponen en común lo poco que tiene cada unió, los recursos se multiplican y se resuelven muchos problemas. Cuando se contagia la entrega, se multiplica la solidaridad. Nadie debe renunciar a ser generoso, porque se empobrece, echa a perder sus dones y no enriquece a los demás.
Los cristianos tenemos una especial motivación para ser generosos: el amor de Cristo que nos ha calado muy hondo y del que nadie nos puede apartar. Oigamos la reflexión de un pensador oriental:”Vosotros dais, pero poco ,cuando dais de vuestras pertenecencias.Porque,¿qué son vuestras pertenencias sino cosas que conserváis y guardáis por miedo a que podáis necesitarlas?
…. Existen aquellos que dan poco de lo mucho que tienen ,y lo dan acambio de reconocimientos ,y su oculto deseo hace que sus dones sean dañinos. Y existen aquellos que tienen poco y lo dan todo. Éstos son los que creen en la vida y en la generosidad de la vida,y su cofre está vacio. Exísten aquellos que dan con alegría ,y esa alegría es su recompensa ;y existen aquellos que dan con dolores ,y esos dolores son su bautismo ,y existen aquellos que dan ,y no conocen el dolor de dar ,ni buscan en ellos alegría ,ni lo hacen por afán de ser virtuosos :dan como los mirtos en el valle … A través de tales seres habla y sonríe Dios sobre la tierra .Bueno es dar cuando nos piden ,pero mejor es dar sin que nos pidan ,como buenos entendedores …Y ¿existe  algo que podáis retener?.Todo cuanto poseéis será dado un día. Por lo tanto, dad ahora para que el tiempo de dar sea vuestro y no de vuestros herederos. A menudo decís:”Yo daría; pero solamente a aquellos que se lo merecen “. Los árboles de vuestros huertos no hablan así, ni los rebaños en vuestras dehesas. Dan para vivir, porque retener es perecer.
Paz y bien

Lecturas de la Transfiguración del Señor.
Lectura de la Profecía de Daniel 7,9-10.13-14
Salmo responsorial 96,1-2.5-6.9
El Señor reina .altísimo sobre toda la tierra.
De la Carta del apóstol san Pedro 1,16-19
Evangelio según san mateo 17,1-9


Lecturas del Domingo XVIII, ciclo “A”
1ª lectura  Isaías 55,1-3.
Salmo 144,8-9.15-18.
Abres tu mano, Señor, y nos sacias de favores.
Segunda lectura: Romanos 8,35.37-39
Evangelio Mateo 14,13-21.







Compendio del Catecismo de la Iglesia  Católica
           Primera sección
“”CREO –CREEMOS “
3¿Cómo se puede conocer a Dios con la sola luz de la razón ¿
A partir de la Creación, esto es, del mundo y de la persona humana, el hombre, con la sola razón, puede con certeza conocer a Dios como origen  y fin del universo y como sumo bien, verdad y belleza infinita.
4 ¿Basta la sola luz de la razón para conocer el misterio de Dios?
Para conocer a Dios con la sola luz de la razón, el hombre encuentra muchas dificultades. Además no puede entrar por si mismo en la intimidad del misterio divino. Por ello, Dios ha querido iluminarlo con  su Revelación, no sólo acerca de las verdades que superan la compresión humana, sino también sobre las verdades religiosas y morales, que aun siendo de por si accesibles a la razón, de esta manera pueden ser conocidas por todos, sin dificultad, con firme certeza y sin mezcla de error.
5. ¿Cómo se puede hablar de Dios?
Se puede hablar de Dios a todos y con todos, partiendo de las perfecciones del hombre y las demás criaturas, las cuales son un reflejo, si bien limitado, de la infinita perfección de Dios. Sin embargo, es necesario purificar continuamente nuestro lenguaje de todo lo que tiene de imaginativo e imperfecto, sabiendo bien que nunca podrá expresar plenamente el infinito misterio de Dios.

domingo, 23 de julio de 2017

Podemos encontramos con creyentes piadosos y con ateos convencidos, con personas indiferentes a lo religioso y ......


EL  EVANGELIO EN LA ZONA RURAL
23 DE JULIO 2017 ,( CICLO "A") DOMINGO XVI .T.O.

Ambientación
En nuestra vida de familia, que quiere ser sencilla, y abierta a la voluntad del Padre, acogemos su Palabra, igual que la lluvia cae en tierra para que dé fruto también nosotros queremos acoger la Palabra, para cambiar todo lo que sea cizaña en nuestra vida y vivir buscando el bien y la plenitud.
Nos preguntamos
Dios nos cuida siempre .Pensamos si respondemos a ese cuidado siendo delicados con todos, respetando las diferencias, descubriendo la buena voluntad de quienes vivimos juntos.
Aunque somos diferentes, cada uno tenemos unas grandezas que ofrecer y compartir. Pensamos si dejamos sitio y estamos abiertos al Espíritu que es la fuerza para nuestra vida cristina.
Queremos ser trigo, pan alimento y fortaleza .Pensamos en todas las situaciones en que actuamos siendo cizaña, creando problemas  e incomprensión
Leemos el Evangelio de Mateo 13,24-43, y nos dejamos iluminar por su palabra.
Claro que podemos cambiar. Somos limitados, y frágiles. Y nos vence el desanimo y la duda. Pero aún ahí el Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad. Dios nos da una y muchas oportunidades para que seamos trigo limpio y entero, sin romper. Porque Dios es padre y madre, y una madre no se cansa nunca de esperar.
Seguimos a Jesucristo hoy
Y llenos de la Palabra estamos llamados a vivir en familia, en comunidad. Pero una familia amplia, de todos los hombres y mujeres, sin diferencias, ni muros, ni exclusiones. Este es el deseo del Padre. Trabajemos para que llegue su Reino.

Los Comentario están hechos a partir del Evangelio de Mateo 13,24-43
A  Comentario  “Dios nos invita a ser pacientes “
Un párroco le preguntó a un niño:¿Sabes quién te hizo?
El niño pensó un momento y contestó: una parte de mi la hizo Dios.
¿Qué significa eso de “una parte? preguntó el párroco.
Dios me hizo pequeño y el resto crecí yo sólito.
Anoche tuve un sueño raro. En la plaza mayor de la ciudad habían abierto una nueva tienda. El rótulo decía: Regalos de Dios.
Un ángel atendía a los clientes  .¿Qué es lo que vendes ,ángel del Señor? Le pregunté.
Vendo todos los dones de Dios. ¿Cobras muy caro?.No los dones de Dios son todos gratis.
Mire las estanterías, estaban llenas de ánforas de amor, frescos de fe, cajas de salvación y muchas cosas más.
Yo tenía gran necesidad de todas esas cosas.
Cobré valor y le dije al ángel: Dame por favor, bastante amor de Dios, dame perdón de Dios, una bolsa de esperanza, un frasco de fe y una caja de salvación.
Todo lo que había pedido me fue servido en una cajita diminuta.
Sorprendido, le pregunté: ¿Está todo ahí?
El ángel me explicó: Ahí está todo. Dios no da nunca frutos maduros. Él sólo da pequeñas semillas que cada cual tiene la obligación de cultivar.
Dios siembra su semilla y es buena. Dios hace una parte de cada uno de nosotros. Y es buena.
El misterio de crecer es nuestra tarea, nuestra responsabilidad y nuestra libertad.
Tarea, no de un día, no de una misa de domingo, no de consumo rápido. Tarea  para toda la vida.
Crecer como creyentes, crecer como hijos de Dios, crecer como buena semilla, crecer como cristiano, es el trabajo que Dios quiere de todos nosotros. Y ese trabajo no termina nunca. Termina el día de la gran cosecha.
Como hombres y mujeres todos hemos crecido. Tenemos nuestras familias, hijos y trabajos. Tal vez las circunstancias y limitaciones y la pobreza nos han impedido desarrollar todo el potencial humano que llevamos dentro. Y nos hemos quedado pequeños, no solo en estatura, sino también intelectualmente, social y económicamente.
Aparentemente nos hemos quedado pequeños para la sociedad. No somos famosos, no somos ricos, no tenemos influencias….
A la Iglesia venimos para crecer en la verdadera humanidad. Jesús tampoco creció en estos valores humanos. Pero es el hombre completo y total.
A la Iglesia venimos a escuchar de Jesús el mensaje de que es posible nacer de nuevo y crecer a lo nuevo que es la vida de Dios.
A la Iglesia venimos para recibir la semilla de la Palabra de Dios que es una chispa que puede incendiar y trasformar nuestras vidas.
A la Iglesia venimos porque no queremos quedarnos pequeños a los ojos de Dios.
A la Iglesia venimos los que queremos crecer en la fe, esperanza y amor.
Los discípulos dijeron: Jesús, explícanos esta parábola.

“El sembrador es”….
El campo es el mundo. El mundo lleno de buenas y malas hiervas. Y en este mundo estamos llamados a crecer y a salvarnos.
No es una burbuja.
Jesús nos dice: el juicio, la última palabra sobre lo bueno y lo malo la tiene Dios.
Nosotros mientras tanto vamos poniendo etiquetas .buena hierba, mala hierba: blanco, negro, nosotros, ellos…
Jesús nos dice: Dios tiene paciencia con todos. Dios quiere la salvación de todos. Dios juzga a todos. Sólo es el dueño. Vosotros creced, purificad el campo y dejad crecer a todos.
No presumas de bueno. Solo Dios es bueno. En el campo de tu vida crecen muchas y malas hierbas y aquí vienes a reconocerlas y a pedir  ayuda para poder eliminarlas.
Cuando prometes fidelidad a tu esposa, una hierva eliminada….
Cuando…..
Dios, el juez y el que tiene la última palabra, tiene paciencia con todos, con buenos  y malos y tiene mucha paciencia contigo y conmigo.
Dios nos da a todos dos cosas:
Tiempo para eliminar las malas hierbas de nuestra vida y el Espíritu Santo para ayudarnos a ver la mala hierba y el valor para arrancarla.
Dios nos invita a ser pacientes con los demás, la intolerancia no es una virtud cristiana.


B Comentario Dejadlos crecer juntos.
Vivimos en una sociedad caracterizada por lo que algunos autores llaman «la diseminación religiosa». Podemos encontramos con creyentes piadosos y con ateos convencidos, con personas indiferentes a lo religioso y con adeptos a nuevas religiones y movimientos, con gente que cree vagamente en «algo» y con individuos que se han hecho una «religión a la carta» para su uso particular, con personas que no saben si creen o no creen y con personas que desean creer y no saben cómo hacerlo.
Sin embargo, aunque vivimos juntos y mezclados, y nos encontramos diariamente en el trabajo, el descanso y la convivencia, lo cierto es que sabemos muy poco de lo que realmente piensa el otro acerca de Dios, de la fe o del sentido último de la vida. A veces ni las parejas conocen el mundo interior del otro. Cada uno lleva en su corazón cuestiones, dudas, incertidumbres y búsquedas que no conocemos.
Entre nosotros se llama «increyentes» a los que han abandonado la fe religiosa. No parece un término muy adecuado.
Es cierto que estas personas han abandonado «algo» que un día vivieron, pero su vida no se asienta en ese rechazo o abandono. Son personas que viven de otras convicciones, difíciles a veces de formular, pero que a ellas les ayudan a vivir, luchar, sufrir y hasta morir con un determinado sentido.
En el fondo de cada vida hay unas convicciones, compromisos y fidelidades que dan consistencia a la persona.
No es fácil saber cómo Dios se abre hoy camino en la conciencia de cada uno. La «parábola del trigo y la cizaña» nos invita a no precipitarnos. No nos toca a nosotros identificar a cada individuo. Menos aún excluir y excomulgar a quienes no se identifican en el «ideal de cristiano» que nosotros nos fabricamos desde nuestra manera de entender el cristianismo y que, probablemente, no es tan perfecta como nosotros pensamos.
«Sólo Dios conoce a los suyos» decía san Agustín. Sólo él sabe quién vive con el corazón abierto a su Misterio, quién responde a su deseo profundo de paz, amor y solidaridad entre los hombres.
Los que nos llamamos «cristianos» hemos de estar atentos a los que se sitúan fuera de la fe religiosa, pues Dios está también vivo y operante en sus corazones. Descubriremos que hay en ellos mucho de bueno, noble y sincero. Descubriremos, sobre todo, que Dios puede ser buscado siempre por todos.








Plegaria
¡Qué fácil vemos lo negativo de los demás!
Esta es la fragilidad del ser humano.
Así nos creaste, Señor, con maravillas y deficiencias,
con generosidades y tacañerías, con excesos y con defectos, con luces y sombras.
Tú nos has entretejido en las entrañas maternas,
Tú tienes nuestros cada uno de nuestros cabellos contados,
Tú nos envuelves con tu abrazo,
Tú sabes más de nosotros que nosotros mismos…..
Ayúdanos, Padre, a aceptarnos del todo, a reconocer nuestras deficiencias, a alegrarnos de nuestras cualidades  personales y únicas, a desarrollar contigo todo el potencial inmenso que has puesto en cada uno.
Animar a que otros también desarrollen el suyo.
Enséñanos, Padre  a perdonar los errores, a convivir con nuestras incoherencias, a ser misericordiosos con nuestra naturaleza humana para así serlo aún más con los otros hermanos, que también lleva el peso de su propia fragilidad y maravilla.
Gracias por crearnos así con trigo y cizaña, Padre.

Mesa compartida 
.
Hoy Jesús nos da una lección, sobre la buena convivencia.
Muchas veces nos deberíamos parar a reflexionar lo que significa “Evangelio.” Para mí y para muchos de vosotros significa” Buena Noticia “, una noticia capaz de poner una alegría nueva en nuestra vida.
Para los primeros cristianos y para san Roque fue y ha sido encontrarse con Jesús, fue algo bueno, un acontecimiento feliz, lo mejor que les había ocurrido.
¿Puede hoy Jesús ser “Buena noticia, “para las personas de nuestros pueblos y ciudades?

L
La religión judía en tiempos de Jesús ,enmarcada por los códigos de pureza ,vivía en una moral discriminatoria que favorecía la división social. En contra posición a esa segregación, Jesús presenta una serie de parábolas que quieren reproducir la dinámica del Reino de Dios. El trigo y la cizaña, el bien y el mal, crecen juntos y, a veces, es difícil distinguir uno de otro. Solo el tiempo revela los frutos, y por los frutos se conoce la planta. El Reino es como la semilla que crece silenciosa. También silenciosa la levadura va haciendo crecer la masa. Todo empieza en la sencillez del silencio.

M
 Es impresionante contemplar el realismo de las parábolas y cómo  reproducen de una manera tan cercana actitudes presentes en nuestras vidas: La mala hierba sembrada en nuestra vida; la prisa por excluir, arrancando o eliminar lo que consideremos cizaña y que con el tiempo se revela como trigo bueno y valioso. Cada uno de nosotros es masa en la que silenciosamente  va creciendo la levadura de Dios, somos también levadura que hace crecer el Reino en el mundo.

o
Dios de amor y libertad ,conduce nuestro corazón al silencio fecundo de tu Palabra. Haznos levadura de tu Reino .Danos ojos para saber discernir los frutos del trigo y de la cizaña, danos fuerza para quemar la cizaña y guardar el trigo. Danos paciencia cuando haya que esperar que crezcan juntos. Danos por fin tu compañía, para que seamos uno contigo.



El cuidado de la semilla implica
*Valorarla, tomar conciencia de la grandeza del don, por que muchas personas, de buena voluntad suspiran. No la cuidaremos suficientemente  si no la valoramos.
*Reflexionarla para entenderla y que cale hondo. Esto requiere leer comentarios  o escuchar a alguien a quien la pueda explicar en un grupo, en cursos, homilías. Escuchar sin entenderla es una forma de engañarse. Es necesario reclamar la explicación como el eunuco.(Hech8,31).
*Llevarla a la propia vida, es decir, aplicarla a nuestra situación. Discernir qué es lo que más en concreto Jesús quiere de nosotros. Esto requiere profundización y asimilación de la Palabra e implica traducirla en compromiso de vida..
*Orar la Palabra. Dar gracia al Señor por habernos iluminado, expresarle el anhelo de que nuestros sentimientos estén a tono con ella. Pedirle el don de saber corresponderle.
*Protegerla. Cuidarla y vivirla a lo largo del día con actitudes y hechos concretos. Para ello, lógicamente, es necesario recordarla con frecuencia.
**Anunciarla. Es lo que hacen los que se han dejado convertir por ella (Jn 4, 28). Decía el Beato Pablo VI: Es impensable que un hombre haya acogido la Palabra y se haya entregado al Reino sin convertirse en alguien que, a su vez, dé testimonio y anuncie….

Para la reflexión, la oración y el compromiso.
¿Con que clase de tierra me identifico?¿Qué cuidados de las semillas no realizo, para ponerlos en práctica a partir de ahora?¿Reservo mi tiempo para la asimilación de la Palabra?
¿Me juzgo a mi mismo con sinceridad o juzgo a los demás con severidad?¿Que pequeñas semillas podría sembrar que no siembro?

Compendio del Catecismo de la Iglesia  Católica
          
Primera sección
“”CREO –CREEMOS “
1.    ¿Cuál es el designio de Dios para el hombre?
Dios, infinitamente perfecto y bienaventurado en si mismo, en un designio de pura bondad ha creado libremente al hombre para hacerle partícipe de su vida bienaventurada. En la plenitud de los tiempos, Dios Padre envió a su Hijo como Redentor y Salvador de los hombres caídos en el pecado, convocándolos en su Iglesia, y haciéndolos hijos suyos de adopción por obra del Espíritu Santo y herederos de su eterna Bienaventuranza.













lunes, 17 de julio de 2017

“”Son muchos los que, en estos años se han ido alejando de la Iglesia, quizás porque no siempre han encontrado en ella a Jesucristo.””

“”Son muchos los que, en estos años se han ido alejando de la Iglesia, quizás porque no siempre han encontrado en ella a Jesucristo.””
Evangelio significa “buena noticia”. Una noticia capaz de poner una alegría nueva en nuestra vida.
Para los primeros cristianos encontrarse con Jesús fue algo bueno, un acontecimiento feliz, lo mejor que les podía haber ocurrido.
¿Puede hoy Jesús ser “Buena Noticia” para la gente?
Los hombres y mujeres que conocemos, los que encontramos en la calla, los que vemos correr nerviosos a su trabajo diario, los que vemos salir ansiosos a disfrutar su fin de semana, los que estamos amenazados por la crisis económica, los que quieren olvidarse de todo, encerrándose en su pequeño mundo…pueden encontrar hoy en Jesús esa Buena Noticia que ya ni ellos mismos sospechan.
Son muchos los que, en estos años se han ido alejando de la Iglesia, quizás porque no siempre han encontrado en ella a Jesucristo. Ante una desbandada un día Jesús pregunto a sus discípulos :¿También vosotros queréis marcharos?. Y Pedro con sus habitual honestidad, le respondió:”Señor, a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna. Nosotros creemos en ti “. Tal vez hoy tengamos que decir lo mismo: ¿a quién vamos a acudir?.....
Paz y bien
Esto dice el Señor:
""Como bajan la lluvia y la nieve desde el cielo ,y no vuelven allá ,sino después de empapar la tierra ,de fecundarla y hacerla germinar ,para que dé semilla al sembrador y pan al que come ,así será mi palabra que sale de mi boca :no volverá a mi vacía ,sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo .
Palabra de Dios.
Lectura tomada del libro de Isaias (55,10-11)

Y desde entonces no todo es malo en el mundo,




Hoy, tod@s sembramos .No podemos producir los mismos frutos. No todos somos tierra buena.

EL MISTERIO DE LA RESPUESTA DE DIOS
(DOMINGO 15)
Reflexión
Erase una madre que tenía tres hijos. Cuando se fueron a la universidad les regaló una planta para que alegrara sus habitaciones. Al final del curso fue ayudarles a recoger sus cosas. En la habitación del hijo mayor, la maceta sin planta estaba en un rincón. La tierra estaba cubierta de chicles .¿Que le ha pasado a la planta?, le preguntó la madre .Me olvide de sacarla de la caja y cuando lo hice ya estaba muerta .
Cuando fue a recoger  al segundo hijo, la planta estaba en una estantería. Sólo había dos palitos secos clavados en la tierra. ¿Eso  es todo lo que quedaba de la planta? Le pregunto la madre. Oh, no quería que lo vieras .la planta estuvo hermosa hasta el día de Acción de Gracias. Después vinieron los trabajos, las fiestas y me olvide de regarla.
Finalmente fue a ver a su tercer hijo. Y, oh sorpresa, la planta estaba verde y hermosa.
Tú no mataste la planta, dijo la madre.
Claro que no. La planta me recordaba tu amor y yo sabía que tú querías que la riegue y la cuide. La he regado todos los días y cómo puedes ver ha crecido mucho.
Tú no mataste la planta.
¿Se imaginan la alegría de la madre al ver que, al menos, uno de sus hijos había sido fiel a su amor y la había cuidado?
Hoy Jesús nos ha contado una historia parecida. La historia del sembrador .la historia de una semilla. ¿Quién es el sembrador?.Jesús
¿Cuál es la semilla sembrada? La Palabra de Dios.
¿Cuál es la tierra sembrada? El corazón
Jesús se pasó la vida sembrando incansablemente el amor de Dios, la semilla del Reino, de la paz y del perdón. Y sembró todos los corazones.
Hoy sigue sembrando en nuestros corazones con su Palabra a través del Espíritu Santo y de la Iglesia.
En este mundo lleno de palabras y anuncios  comerciales, todos quieren vendernos algo.
Tenemos que alegrarnos porque Jesús, el sembrador no viene a vendernos nada, no viene a hacer anuncios de coches o a ofrecernos unas fantásticas vacaciones. Viene a plantar la semilla del amor en el corazón. Y nos alegramos porque esta semilla ha dado y sigue dando frutos de salvación.
La Palabra de Jesús no es una palabra como la tuya  o la mía, es una palabra eficaz, de amor, una palabra que se hace silencio en la cruz y nos riega con su sangre. Y desde entonces no todo es malo en el mundo, no hay dominio absoluto de los ídolos.
Venimos a pedirle al sembrador que nos ayude a dar frutos buenos de responsabilidad de padres, de fidelidad de esposos  de la preocupación de los hijos, del trabajo bien hecho, del amor a la iglesia, de una fe cada día más viva y compartida.
Jesús nos dice que él se canso de sembrarlo todo. Sembró en el camino, en las zarzas, en las rocas, y en la tierra. Sólo la tierra buena produjo frutos. Y toda la tierra produjo lo mismo.
El misterio de la respuesta a Dios.
El misterio de la libertad humana.
Hoy, tod@s sembramos .No podemos producir los mismos frutos. No todos somos tierra buena.
En cierta ocasión, un reportero le pregunto a un agricultor si podía divulgar el secreto de su maíz, el cual ganaba el concurso al mejor producto del año tras año. El agricultor confesó que se debía a que compartía su semilla  con los vecinos.
¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz con los vecinos, si usted también entra en el mismo concurso año tras año ¿preguntó el reportero.
“Verá usted, dijo el agricultor, el viento lleva el polen del maíz de calidad inferior, la polinización  cruzada degradaría constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz, debo ayudar a que mi vecino también lo haga.”
Oración
Tu Señor eres el sembrador.
Tu siembras en nuestros corazones tu Evangelio
Y luego esperas.
Cada uno tenemos nuestra respuesta personal.
Puede que muchas semillas, encuentren corazones duros como el camino.
Lleno de zarzas y espinos o con demasiadas piedras.
Corazones que son tierra fértil.
Pero también, encuentras corazones generosos capaces de florecer
El treinta, el sesenta o el cien por cien.
Así quienes florecen en la generosidad
Suplen con creces la semilla que se perdieron.
Que en mi corazón broten esas tus semillas
y pueda compensar
aquellas otras que se perdieron.

Del santo Evangelio según san Mateo
Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y toda la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló muchas cosas en parábolas: «Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda brotó enseguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otra cayó entre abrojos, que crecieron y la ahogaron. Otra cayó en tierra buena y dio fruto: una, ciento; otra, sesenta; otra, treinta. El que tenga oídos, que oiga».
Se le acercaron los discípulos y le preguntaron.
¿Por qué les hablas en parábolas?
Él les contestó:
A vosotros se os ha concedido  conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miran sin ver y escuchan sin oír ni entender. Así se cumplirá en ellos la profecía de Isaías: Oiremos con los oídos sin entender, mirareis con los ojos sin ver: porque esta embotado el corazón del este pueblo, son duros de oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los cure.
Dichoso vuestros ojos, porque ven y nuestros oídos, porque oyen. Os aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron, y oír lo que oís  y no lo oyen .Vosotros oís lo que significa la parábola del sembrador:
Si uno escucha la palabra del reino sin la, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón Esto significa lo sembrado al borde del camino
Lo sembrado  en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría: pero no tiene raíces, es inconstante, y en cuanto viene una dificultad  o la persecución por la palabra sucumbe.
Lo sembrado en zarzas significa el que escucha la palabra, pero las afanes de la vida y seducción de las riquezas las ahoga y se quedan estéril .lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ese dará fruto y producirá cien o sesenta o treinta por uno. (13, 1-23)

Palabra del Señor.