viernes, 20 de abril de 2018

En la Iglesia, Santa y compuesta de pecadores, encontraras todo lo que necesitas.....""


Ser Franciscano Seglar no es portar un habito con corona o unas sandalias ,o estar sonriendo con una sonrisa forzada.
Ser Franciscano es ser instrumento de Paz y Misericordia en las ocupaciones de cada día ,allí donde cada uno se encuentre:Unos en la ciudad otros en el mundo rural. 
""" En la Iglesia, Santa y compuesta de pecadores, encontraras todo lo que necesitas.....""

"" También para ti""
14. __ Para ser santos no es .necesario ser obispos, sacerdotes, religiosos /as
Muchas veces tenemos la tendencia de pensar que la santidad está reservada solo a quienes tienen la posibilidad de tomar distancia de las ocupaciones ordinarias, para dedicar mucho tiempo a la oración. No es así. Todos estamos llamados a ser santos, viviendo con AMOR y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentre.
¿Eres consagrad@? __ Sé Santo viviendo con alegría tu entrega.¿ Estás casado? __ Sé santo amando y ocupándote de la esposa del marido, como Cristo lo hizo con la Iglesia.
¿Eres un trabajador? Sé santo cumpliendo con honradez y competencia tu trabajo al servicio de los hermanos.
¿Eres Padre, madre abuelo o abuela? Sé santo enseñando a los niños a seguir a Jesús.
¿Tienes Autoridad?
Sé santo luchando por el bien Común y renunciando a tus intereses personales.
15__ Deja que la gracia de tu Bautismo fructifique en un camino de santidad.
Deja que todo éste abierto a Dios y para ello opta por Él, elige que tienes la fuerza del Espíritu Santo para que sea posible (.......) 
En la Iglesia Santa y Compuesta de pecadores, encontrarás todo lo que necesitas para crecer en Santidad.
El Señor ha llenado de dones con la Palabra, los Sacramentos, la vida de las comunidades, el testimonio de tus santos, y una múltiple belleza que procede del Amor del Señor."" Como novia que se adorna con sus joyas ( Is 61,10)
16__ Está Santidad a la que el Señor te llamará irá creciendo con pequeños gestos .Por ejemplo 
Una señora (incluyo al señor) va al mercado a hacer las compras encuentras a una vecina y comienza a hablar y vienen las críticas...pues esa mujer dice en su interior: No hablaré mal de nadie.
Este es un paso a la santidad….
(Gaudete  et Exsultate –Alegraos y regocijaos)
Sobre la llamada a la santidad en el mundo actual.
Exhortación Apostólica de S.S.Francisco.

 Constituciones Generales OFS
“”Todos los fieles están llamados a la santidad y tiene derecho  a seguir, en comunión con la Iglesia, un camino espiritual propio.”
Art 1.1.CC: GG. De la OFS


domingo, 15 de abril de 2018

Por qué vamos a Misa los domingos? ¿Por inicia? ¿Por herencia?¿ Por si acaso….?¿Por que después vamos a tomar en Vermut?

 Cada eucaristía ha de ser una aparición del Resucitado, una experiencia de encuentro de Él con nuestra comunidad, con cada una de nosotros
Jesús resucitado nos ha convocado  cada domingo .Nosotros no le vemos, pero creemos en Él y por eso nos reunimos en todos los domingo en torno a su mesa y por eso queremos dar testimonio de su amor y de su vida plena.
Vale la pena creer en Jesús, vale la pena amar como Jesús nos amó, vale la pena confiar en Dios Padre  como Jesús confió. Por eso celebramos la Eucarística para unirnos más profundamente a Él y para llenarnos del mismo Espíritu que le movía a Él.

Jesús Resucitado siguen con nosotros”
Cada eucaristía ha de ser una aparición del Resucitado, una experiencia de encuentro de Él con nuestra comunidad, con cada una de nosotros
¿Por qué vamos a Misa los domingos?
¿Por inercia? ¿Por herencia?¿ Por si acaso….?¿Por que después vamos a tomar en Vermut?

Sería interesante que hiciéramos una encuesta entre los que vamos a Misa .O, sencillamente, que nos interrogáramos con sinceridad cada uno de nosotros mismos, para averiguar los auténticos motivos de nuestra asistencia y depurarlos .Caminamos hacia un tipo de sociedad en la que cada vez  en menos media se impondrá lo religioso por motivos sociológicos.

Pensemos cómo preparamos un encuentro con una persona querida. Si la cita esta concertada con antelación, soñamos con ella, imaginamos como va a ser la primera palabra, el primer gesto…..Repasamos cuanto queremos decir. Y es frecuente que para ese encuentro llevemos un regalo, un presente, como expresión de lo que queremos compartir. Y es que vamos a un encuentro que nos interesa, nos ilusiona y nos importa.
A nuestra reunión del domingo, “a la Misa” ¿Por qué vamos los cristianos?.

Pues deberíamos de ir, por ejemplo:

__Porque es una reunión con los hermanos ,donde vamos a ver en común cómo marchan las cosas comunes y en donde vamos a examinarnos seriamente de aquello que constituye la mejor y mayor asignatura del cristianismo: “El Amor”.

__Porque es una reunión en la que, aun cuando sea brevemente, saboreamos con tranquilidad y sosiego la riqueza de la Palabra de Dios, que marca la ruta que debemos seguir toda la semana.

__Porque es una reunión en la que debe ponerse de relieve cuáles son los problemas fundamentales de nuestra comunidad; de aquella más próxima a nosotros y de aquella otra grande e inmensa, que se extiende por el mundo.


__Porque es una reunión en la que todos debiéramos ver como la Iglesia debe contestar hoy, al hombre de hoy ,para que este le entienda .Como debe la Iglesia hoy hablar al Hombre del taller ,al hombre del campo de la mar ,de la fábrica ,la oficina ,la universidad …..al hombre que vive en el mundo..
__Porque es una reunión convocada por Cristo y Cristo no es un fantasma, sino un ser vivo que está en medio de nosotros, que nos mira, que nos habla, y que nos espera.

Por esto y por muchas otras razones debiéramos los cristianos ir a Misa. Claro debemos reconocer que esa reunión viva apenas tiene nada que ver con algunas de las Misas que se celebran, esas Misas en las que nadie se conoce, en las que nadie comparte nada, en las que la Palabra de Dios es, con demasiada frecuencia apenas calan en aquellos que, mientras dura el sermón, se aburren en los bancos y desean con todas sus fuerzas acabar pronto. …
Pero, aun reconociendo que ello es así, los cristianos debemos ir a Misa no por cumplir, ni porque lo hicieron nuestros padres y abuelos, ni porque, si no vamos, nos puede quedar un sentimiento de culpabilidad….

A pesar de todo, algo haremos si hoy nos interrogamos, y que cada uno modifique y cambie su intención en la medida que está a su alcance. lo importante  es que cada uno de nosotros tenga auténticos y buenos motivos para acudir gozosamente a la reunión que Cristo convoca, seguro se encontrar allí para compartir con nosotros el pescado y el fuego.

EVANGELIO
Así estaba escrito: el Mesías padecerá y resucitará de entre los muertos al tercer día
Del  Evangelio según san Lucas 24, 35-48
En aquel tiempo, los discípulos de Jesús contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.
Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dice:
«Paz a vosotros».
Pero ellos, aterrorizados y llenos de miedo, creían ver un espíritu. Y él les dijo:
«¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo».
Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:
«¿Tenéis  aquí  algo de comer?»
Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos.
Y les dijo:
«Esto es lo que os dije mientras estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo escrito en la ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de mí».
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y les dijo:
«Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto».
Palabra del Señor.
Para la reflexión, la oración y en compromiso.
¿Cómo celebro la Eucaristía como un encuentro personal, a nivel personal, familiar y comunitario con Jesús resucitado?
¿Vivo la vida personal, familiar, comunitaria  y vecinal como una historia de salvación?
¿Vivo los encuentros con el Señor como un envió misionero?¿Qué tendría que renovar en mi vida en este sentido?

Oratio
Señor Jesucristo, enséñanos a vivir y anunciar la paz. Enséñanos  a compartir pan con los más necesitados. Nosotros abrimos nuestra mente y nuestro corazón para que comprendiendo tu mensaje lo proclamemos con alegría .¡Paz  y Bien ¡


viernes, 13 de abril de 2018

El fin de una comunidad cristiana, una fraternidad franciscana, o de cualquier apellido no puede ser sólo ofrecer a sus componentes un sentimiento de bienestar.





“”Reina, Señor, glorioso en medio de nosotros””
El fin de una comunidad cristiana, una fraternidad franciscana, o de cualquier apellido no puede ser sólo ofrecer a sus componentes un sentimiento de bienestar. Su objetivo su significado son más bien hacer que todos los miembros puedan incitarse unos a otros ,día a día ,a recorrer juntos el camino de confianza ,con madurez ,con lealtad  y en medio de la afectividad; que `puedan aclarar malentendidos que se producen ,que puedan resolver los conflictos y, sobre todo que puedan enraizarse a Dios. Y es que ,en una comunidad ,sólo podremos vivir bien a la larga si dirigimos de continuo nuestra mirada a Dios  como verdadera meta y causa de última de nuestra vida.

Lecturas del Martes II Semana de Pascua
PRIMERA LECTURA
Un solo corazón y una sola alma
Del libro de los Hechos de los Apóstoles 4, 32-37
El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma: nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo poseían todo en común.
Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor. Y se los miraba a todos con mucho agrado. Entre ellos no había necesitados, pues los que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero de lo vendido y lo ponían a los pies de los apóstoles; luego se distribuía a cada uno según lo que necesitaba.
José, a quien los apóstoles apellidaron Bernabé, que significa hijo de la consolación, que era levita y natural de Chipre, tenía un campo y lo vendió; llevó el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles.
Palabra de Dios
Sal 92, lab. 1c-2. 5
R. El Señor reina, vestido de majestad.
EVANGELIO
Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre
Lectura del santo Aleluya Evangelio según san Juan 3, 5a. 7b-l 5
En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
«Tenéis que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu».
Nicodemo le preguntó:
«¿Cómo puede suceder eso?»
Le contestó Jesús:
«¿Tú eres maestro en Israel, y no lo entiendes? En verdad, en verdad re digo; hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero no recibís nuestro testimonio. Si os hablo de las cosas terrenas y no me creéis, ¿cómo creeréis si os hable de las coas celestiales? Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.
Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna».
Palabra del Señor

“”la utopía de Jesús
Tenían un solo corazón
La comunidad fraternal es el proyecto central de Jesús ,que vino para congregar (Jn11,52).Lucas presenta a la comunidad de Jerusalén como el proyecto realizado .Evidentemente ,no  se trata de una crónica rigurosa histórica ,puesto que Lucas seguidamente nos da cuenta de conflictos surgidos en ella (Hch 5,1-11.6,1-4),sino de una visión idealizada, para que inspiren su vida todas las comunidades que el Espíritu haga surgir a lo ancho del mundo.
¿Con qué rasgos fundamentales define Lucas la comunidad de Jerusalén y ,en ella ,a toda autentica comunidad cristiana?. Con estas palabras rotundas:””Aquel grupo de personas tenían el alma común”.
Es importante subrayar esta afirmación porque justamente, con estas palabras define Aristóteles.
Lucas escribe para los griegos y, sin duda, conoce  esta definición, con lo que quiere indicar que los miembros de la comunidad cristiana estaban unidos por la amistad.
Define pues, la comunidad cristiana como un grupo de amigos ¿No nos invita el Señor a amarnos como él nos ama, es decir ,como amigos?(Jn15,15).
Eran  constantes en la Enseñanza y en la Oración
La común –unión de la comunidad es la meta ;pero ¿Cuál es el camino que conduce a ella?. En primer lugar, compartir intensamente la Palabra:”MI Madre y mis hermanos son los que escuchan el mensaje de Dios y lo ponen por obra (Lc8,219. Si  la escuchamos dócil la Palabra de  Dios nos trasforma en hermanos de Jesús. Si iluminados por la Palabra  todos nos dejamos fascinar por la persona de Jesús, todos asumimos los mismos valores, los mismos sentimientos y realizamos las mismas opciones, todos tendremos un alma en común .
Lucas, en el libro de los Hechos manifiesta un interés especial por descubrir la conciencia litúrgica  y oracional de la comunidad –madre y de las comunidades paulinas. Como nuevo Pueblo sacerdotal ,la comunidad vive y se reúne ante Dios con frecuencia e intensidad..
En unas traducciones dirán:”Perseveran” ·otras “Eran constantes en la Oración “(Hch 2,42) .
”A diario frecuentaban el templo en grupo”(Hch 2,46)
De la comunidad hay que decir lo mismo que se dice de la familia::””Comunidad que ora unida, vive unida”. Y también a la inversa. La Comunidad refuerza la oración y la oración refuerza a la comunidad .
Eran constantes en el partir el pan y en la comunión
Lucas lo afirma dos veces (Hch 2,42 y 2,46) pone de manifestó que la Eucaristía (el partir el Pan) era el centro de las primeras comunidades cristianas. Era la “Cumbre “y “ Fuente””de su vida ,como diría más tarde el Concilio Vaticano II (SC10) .Pablo azota con vehemencia  toda división en ella ( 1 Cor 11,30).
Tenían un doble momento: Compartir el pan y las viandas que cada uno aportaba ,y compartir el Pan consagrado. Esto significa que la celebración  requiere vivencias de fraternidad, reconciliación sincera  de todos los miembros (Mt 5,23-24) y el empeño en el crecimiento real en ellas después de  la celebración.
Esto nos urge a preguntarnos:¿Por qué después de tatas eucaristías seguimos comunitariamente tan endurecidos?
La comunidad de vida que alude Lucas comprende la intensidad, la frecuencia y la calidad de relaciones y encuentros de sus miembros de la comunidad y la comunión de bienes “”Entre ellos ninguno pasaba necesidad”(Hch 4,34 ). . Con esto está todo dicho.
El “poseerlo todo en común “no se refiere ,ciertamente a un régimen jurídico de propiedad ,sino más bien a una disponibilidad total que cada uno tenía con respecto a sus casa y a sus cosas. No debemos olvidar que la comunión de bienes era un rasgo que caracterizaba a los amigos entre los griegos. Es claro que la verdadera comunidad cristiana supone necesariamente  compartir también los bienes  como exigencia de un amor cristiano  efectivo “ y no solo  “afectivo”(1Jn 3,18).
Cada comunidad y cada miembro habrán de encontrar el cauce y la forma. Por supuesto qye compartir bienes no puede agotarse en la interioridad del grupo. Este procedimiento sería típicamente sectario.
Cada uno con su carisma
La comunidad de Jerusalén se lanza a la calle, no es una comunidad oculta o encerrada en si misma .Pedro insiste en que han sido constituidos en “Testigos “y, por tanto,”no pueden callar (Hch 4,20).
La misión no es exclusivamente de algunos testigos cualificados, sino que descansa sobre toda la comunidad” los prófugos (no eran los apóstoles) iban difundiendo  la Buena Noticia “.Toda la comunidad colabora orando, apoyando, dando testimonio (Hch 4,23-31;13,3 ) con su vivencia y con-vivencia.
En el campo de siembra  siempre habrá zonas de tierra fértil que den fruto.
Echar la culpa de la esterilidad de nuestra evangelización al espíritu indispuesto de los destinatarios es simple y llanamente una hipocresía. En la comunidad de Jerusalén  hay corresponsabilidad y una cierta democracia.
Pedro pide a los miembros de la comunidad que le presenten nombres para llenar el hueco de Judas y para designar a los diáconos (Hch 1,23;6,5). Los que presiden  la comunidad no absorben todas las funciones. Pedro, en su discurso al pueblo ,deja bien claro que el  Espíritu ha sido derramado sobre todos los miembros del pueblo de Dios ( Hch 2,16-19).
No solo evangelizan los apóstoles, evangelizan los prófugos de  Jerusalén (Hch 8,4) ,y los diáconos Esteban y Felipe.
Pablo, para expresar la corresponsabilidad de …todos, presenta a la comunidad bajo la alegoría del cuerpo humano, en el que cada miembro tiene su función. Pide en nombre de Dios que no se apague ningún carisma (1Cor 14,26-33) ;1Ts 5,19-22) ;Rm 12,3-8 ; 1Pe 4,10-11) ,”que se reconozca el carisma especifico  de cada uno y que se ponga al servicio de la vida y misión de la comunidad.”

Para la reflexión, la oración, y el compromiso
¿Tengo claro que la comunidad fraternal es el proyecto esencial de Jesús?
¿En qué medida lo estoy haciendo realidad?
¿Cultivo la amistad?¿Comparto La Palabra ,la Oración y los bienes?

¿Somos una comunidad intimista o misionera?

domingo, 8 de abril de 2018

Usted cristiano de hoy, ¿Con quién forma comunidad? ¿Con sus colegas, con sus amigos, con los de su partido, con su propia familias?....o con los que se sientan a su lado cuando van a misa los domingos y a los que por guión litúrgico “Da fraternalmente la paz?


Volvemos a encontrarnos en el gozo pascual.”A los ocho días”, en el primer día de la semana “, igual que los apóstoles en el Evangelio. Y como ellos, también a nosotros nos viene el Señor para descubrirnos algo importante para mantener y vivir nuestra fe en su resurrección:”La Comunidad”. Cristo forma una comunidad con cuantos creen en la vida nueva. Una comunidad de creyentes que viven en el amor. Posiblemente, a más de uno de nosotros habrá que convencernos, como a Tomás, para superar nuestros individualismos  e integrarnos al seno del grupo comunitario. Para ello contamos con su presencia viva y convincente  en esta eucaristía. Escuchemos su saludo de paz:”Paz a  vosotros “,y llenémonos del Gozo que el Resucitado trae consigo.
Y hoy conmemoramos así mismo y por disposición y por disposición del siempre recordado pontífice, San Juan Pablo II. El Domingo de la Misericordia

Un solo corazón y una sola alma
Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 4, 32-35
El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma: nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo poseían todo en común.
Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor.
Y se los miraba a todos con mucho agrado. Entre ellos no había necesidades, pues los que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero de lo vendido y lo ponían a los pies de los apóstoles; luego se distribuía a cada uno según lo que necesitaba.
Palabra de Dios



Para la reflexión personal

Usted cristiano de hoy, ¿Con quién forma comunidad? ¿Con sus colegas, con sus amigos, con los de su partido, con su propia familias?....o con los que se sientan a su lado cuando van a misa los domingos y a los que por guión litúrgico “Da fraternalmente la paz?
Ponga usted mismo una “X” en la pregunta que más le vaya. Posiblemente muchos no colocarían la “X” en el último apartado. y ello tiene su explicación ,porque hoy el cristiano se agrupa con más facilidad con los de la misma profesión ,política,familia,amistad..”Que con los que comparten la misma fe.”Y ,sin embargo ,es esto un contrasentido ,porque nada debería unir tanto ni tan intensamente a los hombres como el hecho de compartir la misma fe.
Esto ha sido cierto en la Iglesia. Hoy estamos contemplando una comunidad de  la Iglesia primitiva en la que todo, las ideas y los bienes, eran comunes; comunidad en la que nadie tenía con exceso ni a nadie faltaba lo necesario.
Precioso cuadro cuya contemplación puede llevarnos a un peligro .considerarlo irrealizable y, por consiguiente, seguir tan tranquilos con nuestros grupitos ,al margen de lo que es una autentica comunidad ,sin cuestionarnos sinceramente :¿Dónde podría yo la “X”?,¿Qué vínculos me unen a los hombres y mujeres que me rodean ¿¿Estoy dispuestos a compartir :mi tiempo ,mis ideas ….?¿Y hasta dónde?¿dónde está el límite de mi disponibilidad?.
Porque entre los ejemplos que a través de la Historia de la Iglesia se han dado de comunidades plenas y totales ,de hombres y mujeres que han puesto en común vidas y haciendas ,prescindiendo del lucro personal y de la propiedad privada ,ante cientos de monjas  y frailes que han trabajado para no tener nada especifico y propio ,entre las comunidades que hoy están aflorando en la Iglesia ,en las que hombres y mujeres sin especiales vínculos jurídicos son capaces de vivir en comunidad ,y la postura indiferente ,egoísta ,individualista de cientos de cristianos, hay un amplio camino que cada uno debe recorrer según el soplo del Espíritu. Pero lo que es seguro es que todos ,todos y cada uno de nosotros estamos llamados a emprender la ruta de la comunidad cristiana  poniendo en “ La persona “ y el bolsillo.. y no creamos que esto último es tan fácil. Y si no ¿Por qué los vínculos familiares se rompen por las herencia?¿Por que se pierden amistades por el negocio?.
El secreto de una autentica vida de comunidad es la fe viva y operante en Jesús. El límite de nuestra disponibilidad estará en razón directa del peso especifico que nuestra vida tenga fe

Todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo
Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 5, 1-6
Queridos hermanos:
Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama al que da el ser ama también al que ha nacido de él.
En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos.
Pues en esto consiste el amor a Dios: en que guardemos sus mandamientos. Y sus mandamientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe.
¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?
Éste es el que vino por el agua y la sangre: Jesucristo. No solo en el agua, sino en el agua y en la sangre; y el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad.
Palabra de Dios
EVANGELIO
A los ocho días, llegó Jesús
Del santo Evangelio según san Juan 20, 19-31
Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
– «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
– «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. »
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:
– «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:
– «Hemos visto al Señor.»
Pero él les contestó:
– «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:
– «Paz a vosotros.»
Luego dijo a Tomás:
– «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»
Contestó Tomás:
– «¡Señor mío y Dios mío!»
Jesús le dijo:
– «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.
Palabra del Señor /Gloria a ti Señor Jesús.




miércoles, 4 de abril de 2018

Los de Emaús se encontraron con Jesús porque acogieron a amistosamente a aquel desconocido que les salió al camino y practicaron la hospitalidad con él:”Quédate con nosotros porque atardece





Son sólo dos, la comunidad más reducida, pero comunidad. Caminaban como amigos, comparten su tristeza, dialogan.
Lugares de encuentro
            Jesús resucitado nos acompaña siempre, pero tiene lugares privilegiados para su manifestación. Éstas son las direcciones que nos a dejado:
En la Comunidad. Lo pone de manifiesto el relato de Emaús. Son sólo dos, la comunidad más reducida, pero comunidad. Caminaban como amigos, comparten su tristeza ,dialogan. Por eso Jesús cumple con ellos su promesa:”Donde ay dos o más reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”(Mt 18,20). Esto es lo que deberíamos testimoniar todas las comunidades cristianas. “La presencia de Jesús resucitado en medio de los suyos no es para nosotros una creencia teórica, sino una vivencia que venimos teniendo desde que empezamos a caminar en comunidad. Este Testimonio lo repiten miembros de numerosas “”Iglesias domésticas “”que lo son de verdad. Lo que ocurrió a los de Emaús ocurre siempre. La comunidad es el sacramento visible que encarna el misterio de la Iglesia, esposa de Cristo., y es el  sacramento que da sentido a todos los sacramentos, puesto que todos tienen una dimensión comunitaria. En este sacramento Jesús resucitado actúa salvíficamente.
En el prójimo. Los de Emaús se encontraron con Jesús porque acogieron a amistosamente a aquel desconocido que les salió al camino y practicaron la hospitalidad con él:”Quédate con nosotros porque atardece “.¿ Voy al encuentro del Señor en la dirección infalible ,que es el hermano?¿Siento la tentación de buscarlo en las nubes o en la plegaria vaporosa?.
En la Palabra. En el libro encuesta Objetivo: Jesucristo de R. De Andrés, a la pregunta ¿En qué lugares te encuentras más fácilmente con Jesucristo? Muchos responden: En la lectura, meditación y contemplación de la Palabra de Dios, sobre todo si la comparto con otros. Me sumo a su testimonio. Confiesan los de Emaús:”¿No ardía nuestro corazón cuando hablando en su Palabra que enciende el corazón de quien escucha dócilmente(Lc 10,39) ¿Acudo al encuentro del Señor ,que me espera en su Palabra?¿La escucho y reflexiono morosa y amorosamente?
En la Eucaristía. Después  de eucaristías  fraternales, particippadas, festivas y pausadas, todos los participantes testimonian que han sentido la presencia del Señor. En ella se repite el “milagro” de Emaús:”Lo Reconocieron al partir el pan”, es decir, percibieron su presencia dinámica al celebrar con autenticidad la Eucaristía. Eso es lo que quiere decir Lucas con el relato.
Los discípulos de Emaús sienten la necesidad y urgencia devolver a Jerusalén, a pesar de que es de noche ,para compartir su experiencia con los compañeros . También para ellos el encuentro significaba un “Envió.” Del encuentro con el Señor hemos de ir al encuentro con el hombre para contagiarles con nuestra vivencia gozosa y servirles el Evangelio, con nuestro Testimonio sembrando optimismo y esperanza que se reavivan en cada encuentro del Señor.
Lecturas del Miércoles de Pascua (Octava de Pascua)
Primera lectura “Te doy  lo que tengo: en nombre de Jesús; levántate y anda “
Del libro de los Hechos de los apóstoles 3,1-10
Salmo 104,1-2.3-4,6-7.8-9
Que se alegren los que buscan al Señor.
Evangelio
Lo reconocieron al partir el pan
Del  Evangelio según san Lucas 24, 13-35
Aquel mismo día, el primero de la semana, dos de los discípulos de Jesús iban caminando a una aldea llamada Emaús, distante de Jerusalén unos sesenta estadios; iban conversando entre ellos de todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo.
Él les dijo:
– «¿Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino?».
Ellos se detuvieron con aire entristecido. Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le respondió:
– «¿Eres tú el único forastero en Jerusalén, que no sabe lo que ha pasado allí estos días?».
Él les dijo:
– «¿Qué?».
Ellos le contestaron:
– «Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo; cómo lo entregaron los sumos sacerdotes y nuestros jefes para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que él iba a liberar a Israel, pero, con todo esto, ya estamos en el tercer día desde que esto sucedió. Es verdad que algunas mujeres de nuestro grupo nos han sobresaltado, pues habiendo ido muy de mañana al sepulcro, y no habiendo encontrado su cuerpo, vinieron diciendo que incluso habían visto una aparición de ángeles, que dicen que estaba vivo. Algunos de los nuestros fueron también al sepulcro y lo encontraron como habían dicho las mujeres; pero a él no lo vieron».
Entonces él les dijo:
– «¡Qué necios y torpes sois para creer lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías padeciera esto y entrará así en su gloria?»
Y, comenzando por Moisés y siguiendo por los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.
Llegaron cerca de la aldea adonde iban y él hizo simuló que iba a seguir caminando; pero ellos lo apremiaron, diciendo:
– «Quédate con nosotros, porque atardece y el día va de caída».
Y entró para quedarse con ellos. Sentado a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio. A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Pero él desapareció de su vista.
Y se dijeron el uno al otro:
– «¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?».
Y, levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros, que estaban diciendo:
– «Era verdad, ha resucitado el Señor y se ha aparecido a Simón».
Y ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.
Palabra del Señor



Para la reflexión, la oración y el compromiso
¿Vivo la cercanía de Jesús resucitado?
¿Acudo a los lugares de encuentro en que nos cita? ¿Tengo alguno olvidado? En caso afirmativo, ¿Cuál o cuáles?
¿Qué aspectos de este evangelio debo tener más en cuenta?
***Los discípulos sienten arden en su corazón, pero solo lo reconocen al partir el pan. Somos los peregrinos de Emaús: Jesús nuestro fiel compañero, nos enseña el camino que nos lleva a la vida: Las Escrituras, la Eucaristía. Abramos nuestros ojos al Cristo resucitado que camina a nuestro lado y dejemos que nuestro corazón vibre de amor por Él.
¡Hazme ,Señor instrumento de tu paz ¡

domingo, 1 de abril de 2018

¿Cómo contemplo el rostro del Resucitado en mi vida?¿Soy Testigo de su Resurrección?



Unidad Pastoral donde presto los servicios que se me encomienden
Constituciones generales de la Orden Franciscana Seglar
Art. 100.
1.La vocación para " reconstruir " La Iglesia debe impulsar a los hermanos a amar y vivir sinceramente la comunión con la Iglesia particular,en la que desarrollan su vocación y realizan su compromiso apostólico ,conscientes de que en la diócesis obra la Iglesia de Cristo.
2. Los franciscanos seglares cumplan con esmero sus deberes hacia la Iglesia particular ;participen  en las actividades apostólicas y sociales existentes en la diócesis.Con espíritu de servicio...,dispuestos a colaborar con otros grupos eclesiales ,y a participar de sus Consejos Pastorales.

3.La fidelidad al propio carisma ,franciscano y seglar ,y al testimonio de sincera y abierta fraternidad ,son su principal servicio a la Iglesia ,que es comunidad de amor.Sean reconocidos en ésta por su ser el que emana su misión.
Pasar de la muerte a la vida.
Al ver el sepulcro vació, el discípulo vio y creyó. Hasta entonces no habían entendido la Escritura:” que él había de resucitar de entre los muertos...”

Cristo el crucificado, ha vuelto a la vida. Cristo vive.
Nuestra muerte, nuestro mal, han sido vencidos. A partir de la Resurrección de Jesús hay esperanza para el enfermo, para la victima de la violencia, para el injustamente tratado, para el traicionado. Cristo ha resucitado y cada uno de nosotros está llamado a resucitar.
Creer en la resurrección de Jesús significará plantearse  la vida de modo distinto al que se plantea alguien que no cree en nada. Supondrá educar a los hijos en la generosidad, buscar en la profesión no solo el propio bienestar sino también cómo servir mejor a los demás; contribuir a quitar del propio entorno y del mundo las raíces de la infelicidad….
Los que creemos en el resucitado tenemos que vivir como salvados, como personas llamadas a la vida. No tenemos que ser de los que no ven nada bueno en el mundo y en los demás, de los que todo lo ven mal.
No se trata de poner una venda en los ojos para no ver la realidad cuando sea negativa. Pero tampoco de pensar siempre mal  de los otros ,de no tener nunca una palabra de elogio o de ánimo ,de no querer disculparse nunca  si hemos cometido alguna falta……
El discípulo de Juan dice, en una de sus cartas, que conocemos que hemos pasado de la muerte a la vida si amamos a los hermanos…. Y amar a los hermanos lleva  consigo ponerse en su lugar, perdonar, mostrarla compresión que Dios tiene con nosotros.
Pablo afirma que el amor ni muere nunca. Lo perdurará de nosotros ,lo que resucitará  será lo que hayamos puesto de amor en nuestra vida.
Ante la las noticias tristes, noticias  de muerte, que nos llegan cada día, podemos estar tentados de pensar que la muerte ha invadido nuestro mundo y lo tiene atrapado. Eso llegaron a pensar los discípulos, que no habían entendido a  Jesús y creyeron que la muerte  de este era el final. Pero tuvieron que cambiar  de idea porque experimentaron que Cristo vive, que Cristo ha resucitado.

 Del santo Evangelio según san Juan 20, 1-9
El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro.
Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo:
«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto»
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró.
Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte.
Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.
Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.
Palabra del Señor / Gloria a ti Señor Jesús

“En nuestra sociedad hemos de convivir con muchos signos. Unos nos hablan de futuro y otros nos orientan hacia el presente.
La comunidad cristiana representada en el evangelio  por María Magdalena, Simón Pedro y el discípulo amado, descubre en el sepulcro los signos que le hacen ver y crecer que Jesucristo resucito.
Impulsados por nuestra fe, debemos descubrir en los signos actuales la presencia de Jesús resucitado. ¿Cómo contemplo el rostro del Resucitado en mi vida?¿Soy Testigo de su Resurrección?
Oración
Jesús Resucitado, ayúdame  a descubrir en la tierra que piso tus signos ,tus huellas que apuntan hacia la vida nueva que está en ti y que vine de ti. Cristo resucitado, que tu espíritu me anime y me sostenga. Ayúdame a quitar piedras de mi camino, las vendas de mis ojos……; para que yo pueda ver, creer  y vivir bajo la Luz de tu verdad.

¡Feliz Pascua de Resurrección!.
Paz y bien