sábado, 15 de abril de 2017

En la aflicción madrugarán para buscarme ...

Un  gran silencio reina hoy sobre la tierra, un gran silencio y una gran soledad.
Un gran silencio, porque el rey duerme, la tierra tembló y quedó estremecida y silenciosa,
Porque Dios se adormeció según la carne y despertó a los que dormían hace siglos.
Dios murió según la carne y despertó la región de los muertos.

Lectura breve  (oficio de Laudes Sábado Santo)
Así dice el señor:”En la aflicción madrugarán para buscarme y dirán:”vamos a volver el Señor. él que nos despedazó nos sanará; él que nos hirió ,nos vendará. En dos días nos sanará; al tercero nos resucitara; y viviremos delante de él”.

“Venid, adoremos al Señor, que por nosotros murió y fue sepultado.”
(Liturgia de las horas)

*Silencio.
*Expectativa.

*Apertura y disponibilidad, para las sorpresas de Dios

No hay comentarios:

Publicar un comentario